Primera epístola de San Pablo a Timoteo

Piedad y contentamiento

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > Primera epístola de San Pablo a Timoteo > Piedad y contentamiento (54:6:3 - 54:6:10)

Si alguien ense√Īa algo diferente y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Se√Īor Jesucristo y a la doctrina que es conforme a la piedad,

se ha llenado de orgullo y no sabe nada. M√°s bien, delira acerca de controversias y contiendas de palabras, de las cuales vienen envidia, discordia, calumnias, sospechas perversas,

y necias rencillas entre hombres de mente corrompida y privados de la verdad, que tienen la piedad como fuente de ganancia.

Sin embargo, grande ganancia es la piedad con contentamiento.

Porque nada trajimos a este mundo, y es evidente que nada podremos sacar.

Así que, teniendo el sustento y con qué cubrirnos, estaremos contentos con esto.

Porque los que desean enriquecerse caen en tentaci√≥n y trampa, y en muchas pasiones insensatas y da√Īinas que hunden a los hombres en ruina y perdici√≥n.

Porque el amor al dinero es raíz de todos los males; el cual codiciando algunos, fueron descarriados de la fe y se traspasaron a sí mismos con muchos dolores.

Poner en mi Poner en mi Facebookacebook


La buena batalla de la fe

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > Primera epístola de San Pablo a Timoteo > La buena batalla de la fe (54:6:11 - 54:6:19)

Pero t√ļ, oh hombre de Dios, huye de estas cosas y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia, la mansedumbre.

Pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna, a la cual fuiste llamado y confesaste la buena confesión delante de muchos testigos.

Te mando delante de Dios, quien da vida a todas las cosas, y de Cristo Jes√ļs, quien dio testimonio de la buena confesi√≥n delante de Poncio Pilato,

que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la aparici√≥n de nuestro Se√Īor Jesucristo.

A su debido tiempo la mostrar√° el Bienaventurado y solo Poderoso, el Rey de reyes y Se√Īor de se√Īores;

el √ļnico que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver. A √©l sea la honra y el dominio eterno. Am√©n.

A los ricos de la edad presente manda que no sean altivos, ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios quien nos provee todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

Que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, que sean generosos y dispuestos a compartir,

atesorando para sí buen fundamento para el porvenir, para que echen mano de la vida verdadera.

Poner en mi Poner en mi Facebookacebook


Encargo final de Pablo a Timoteo

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > Primera epístola de San Pablo a Timoteo > Encargo final de Pablo a Timoteo (54:6:20 - 54:6:21)

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas y vanas palabrerías y los argumentos de la falsamente llamada ciencia;

la cual profesando algunos se descarriaron en cuanto a la fe. La gracia sea con vosotros.

Poner en mi Poner en mi Facebookacebook