"jonatán" en la Biblia

El buscador distingue acentos

Los compañeros de Esdras en la repatriación

376 visitas

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Esdras > Los compañeros de Esdras en la repatriación (15:8:1 - 15:8:36)
Estos son los jefes de las casas paternas y el registro de aquellos que vinieron conmigo de Babilonia, cuando reinaba el rey Artajerjes:
De los hijos de Fineas, Gersón; de los hijos de Itamar, Daniel; de […]


Expulsión de las mujeres extranjeras

1,213 visitas

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Esdras > Expulsión de las mujeres extranjeras (15:10:1 - 15:10:17)
Mientras Esdras oraba y hacía confesión llorando y postrándose ante la casa de Dios, se juntó a él una multitud muy grande de Israel: hombres, mujeres y niños; y el pueblo lloraba amargamente.
Entonces intervino Secanías hijo de […]


Sacerdotes y levitas

2,304 visitas

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Nehemías > Sacerdotes y levitas (16:12:1 - 16:12:26)
Estos son los sacerdotes y los levitas que volvieron con Zorobabel hijo de Salatiel y con Jesúa: Seraías, Jeremías, Esdras,
Amarías, Maluc, Hatús,
Secanías, Rejum, Meremot,
Ido, Ginetón, Abías,
Mijamín, Maadías, Bilga,
Semaías, Joyarib, Jedaías,
Salú, Amoc, Hilquías y Jedaías. Estos eran los jefes de […]


Dedicación del muro

854 visitas

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Históricos > Nehemías > Dedicación del muro (16:12:27 - 16:12:43)
Para la dedicación de la muralla de Jerusalén buscaron a los levitas de todos sus lugares, a fin de traerlos a Jerusalén para celebrar la dedicación y la fiesta con alabanzas y cánticos, con címbalos, liras y arpas.
También fueron […]


Encarcelamiento de Jeremías

3,868 visitas

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Proféticos > Jeremías > Encarcelamiento de Jeremías (24:37:1 - 24:37:21)
El rey Sedequías hijo de Josías, al cual Nabucodonosor, rey de Babilonia, había puesto como rey en la tierra de Judá, empezó a reinar en lugar de Joaquín hijo de Joacim.
Pero ni él, ni sus servidores, ni el pueblo […]