Amós y Amasías

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Proféticos > Amós > Amós y Amasías (30:7:10 - 30:7:17)

Entonces Amasías, sacerdote de Betel, envió a decir a Jeroboam, rey de Israel: “Amós ha conspirado contra ti en medio de la casa de Israel. ¡La tierra no puede soportar todas sus palabras!

Así ha dicho Amós: Jeroboam morirá a espada, e Israel saldrá de su tierra en cautiverio.”

Y Amasías dijo a Amós: —¡Vidente, vete; huye a la tierra de Judá y come allá tu pan! Profetiza allá

y no profetices más en Betel, porque es el santuario del rey y la casa del reino.

Respondió Amós y dijo a Amasías: —Yo no soy profeta ni hijo de profeta; soy ganadero y cultivador de higos silvestres.

Pero Jehovah me tomó de detrás del rebaño y me dijo: “Vé y profetiza a mi pueblo Israel.”

Ahora pues, escucha la palabra de Jehovah: Tú dices: “No profetices contra Israel ni prediques contra la casa de Isaac.”

Por tanto, así dice Jehovah: “Tu mujer se prostituirá en la ciudad; tus hijos y tus hijas caerán a espada. Tu tierra será repartida a cordel, tú morirás en tierra inmunda, e Israel definitivamente será llevado cautivo de su tierra.”

1,249 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "Amós y Amasías"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


2 Comentarios sobre “Amós y Amasías”

  1. renzo opina:

    Tomando como base el contexto, podemos decir que nos encontramos ante un texto de diferente naturaleza a la presentada durante todo el libro, que como hemos dicho, pertenece al género profético. En éste, se nos narra un acontecimiento que sucede durante el ministerio de Amós.
    a. La corrupción religiosa de Israel.- Nos encontramos con Amasías, sacerdote idólatra que servía durante el reinado de Jeroboam, quien acusa a Amós de profetizar en contra del Rey (v 10-11), dando por hecho que las palabras de Amós eran de origen humano y no que provenían de Dios. Es evidente que Amasías vivía acomodado en su situación de sacerdote a tal grado que estaba cegado espiritualmente, lo cual no le permitía ver la corrupción en la que se vivía, originada tal vez por la avaricia de su corazón al ver la creciente prosperidad económica de aquella época.
    b. La autoridad que Dios da.- Un poco más adelante encontramos a Amasías prohibiendo a Amós profetizar en Bet-el y diciéndole que regrese a Judá. Como sabemos Amós se desplazó aproximadamente 16Km desde Tecoa hacia el norte para llegar hasta Bet-el, es decir no estaba en su ciudad; sin embargo, se puede ver la evidente autoridad con la que Amós ejerce el ministerio para el que había sido llamado, no dejaándose intimidar por las palabras de Amasías.

    [contesta a renzo]

  2. Elker Montero opina:

    Estos estudios son de mucha ayuda para servir mejor en el ministerio les agradesco mucho bendiciones

    [contesta a Elker Montero]

Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"