Dios da el maná

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Éxodo > Dios da el maná (2:16:1 - 2:16:36)

Toda la congregación de los hijos de Israel partió de Elim y llegó al desierto de Sin, que está entre Elim y Sinaí, el día 15 del mes segundo después de salir de la tierra de Egipto.

Entonces toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto.

Los hijos de Israel les decían: —¡Ojalá Jehovah nos hubiera hecho morir en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos! Nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud.

Entonces Jehovah dijo a Moisés: —He aquí, yo haré llover para vosotros pan del cielo. El pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de cada día; así lo pondré a prueba, si anda en mi ley o no.

Pero en el sexto día prepararán lo que han de llevar, que será el doble de lo que recogen cada día.

Moisés y Aarón dijeron a todos los hijos de Israel: —Al atardecer sabréis que Jehovah os ha sacado de la tierra de Egipto.

Y al amanecer veréis la gloria de Jehovah, porque él ha oído vuestras murmuraciones contra Jehovah. Pues, ¿qué somos nosotros para que murmuréis contra nosotros?

—Agregó Moisés—: Jehovah os dará al atardecer carne para comer y al amanecer pan hasta saciaros, porque Jehovah ha oído vuestras murmuraciones contra él. Pues, ¿qué somos nosotros? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehovah.

Moisés dijo a Aarón: —Di a toda la congregación de los hijos de Israel: “Acercaos a la presencia de Jehovah, pues él ha oído vuestras murmuraciones.”

Y sucedió que mientras Aarón hablaba a toda la congregación de Israel, miraron hacia el desierto; y he aquí, la gloria de Jehovah se apareció en la nube.

Y Jehovah habló a Moisés diciendo:

—Yo he oído las murmuraciones de los hijos de Israel. Háblales diciendo: “Al atardecer comeréis carne, y al amanecer os saciaréis de pan, y sabréis que yo soy Jehovah vuestro Dios.”

Al atardecer vinieron las codornices y cubrieron el campamento. Y al amanecer había una capa de rocío alrededor del campamento.

Cuando se evaporó la capa de rocío, he aquí que sobre la superficie del desierto había una sustancia menuda, escamosa y fina como la escarcha sobre la tierra.

Al verla, los hijos de Israel se preguntaron unos a otros: —¿Qué es esto? Pues no sabían lo que era. Entonces Moisés les dijo: —Es el pan que Jehovah os da para comer.

Esto es lo que Jehovah ha mandado: “Recoged de ello cada uno según lo que necesite para comer: un gomer por persona. Cada uno recogerá según el número de las personas que están en su tienda.”

Así lo hicieron los hijos de Israel. Unos recogieron más, y otros menos.

Lo midieron por gomer; y al que recogió mucho no le sobró, y al que recogió poco no le faltó. Cada uno recogió según lo que necesitaba para comer.

Y Moisés les dijo: —Ninguno guarde nada de ello hasta el día siguiente.

Pero no obedecieron a Moisés, sino que algunos guardaron algo para el día siguiente; pero crió gusanos y hedió. Y Moisés se enojó contra ellos.

Lo recogían cada mañana, cada uno según lo que necesitaba para comer; y cuando el sol calentaba, se derretía.

En el sexto día recogieron doble porción de comida: dos gomeres para cada uno. Todos los principales de la congregación fueron a Moisés y se lo hicieron saber.

Y él les dijo: —Esto es lo que ha dicho Jehovah: “Mañana es sábado de reposo, el sábado consagrado a Jehovah. Lo que tengáis que cocer al horno, cocedlo hoy; y lo que tengáis que cocinar, cocinadlo. Y todo lo que sobre, dejadlo a un lado y guardadlo para la mañana.”

Ellos lo guardaron para la mañana, según lo había mandado Moisés, y no hedió ni crió gusanos.

Y dijo Moisés: —Comedlo hoy, porque es el sábado de Jehovah. Hoy no lo hallaréis en el campo.

Seis días lo recogeréis; pero el séptimo día es sábado, en el cual no será hallado.

Aconteció que algunos del pueblo salieron para recoger en el séptimo día, y no hallaron nada.

Y Jehovah dijo a Moisés: —¿Hasta cuándo rehusaréis guardar mis mandamientos y mis instrucciones?

Mirad que Jehovah os ha dado el sábado, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Permanezca cada uno en su lugar; nadie salga de allí en el séptimo día.

Así reposó el pueblo el séptimo día.

La casa de Israel lo llamó Maná. Era como semilla de cilantro, blanco; y su sabor era como de galletas con miel.

Moisés dijo: —Esto es lo que Jehovah ha mandado: “Llenad un gomer de maná para que sea conservado para vuestras generaciones, a fin de que ellas vean el pan que os di a comer en el desierto, cuando os saqué de la tierra de Egipto.”

Moisés también dijo a Aarón: —Toma una vasija y pon en ella un gomer lleno de maná; colócala delante de Jehovah, para que sea conservado para vuestras generaciones.

Y Aarón lo puso delante del Testimonio, para que fuese conservado, como Jehovah había mandado a Moisés.

Los hijos de Israel comieron el maná durante cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada. Comieron maná hasta que llegaron a la frontera de la tierra de Canaán.

(Un gomer es la décima parte de un efa.)

10,493 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "Dios da el maná"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


5 Comentarios sobre “Dios da el maná”

  1. Efrain opina:

    Hnos la Paz de Dios sea con cada uno de Ustedes que hacen posible esta pagina, en la cual encontramos, en las mismas conocimiento que nos sirve para nuestro ministerio, a partir de la fecha irtercedere por Ustedes para sigan trabajando anunciando la verdad que hace libre al hombre, Dios los guarde hoy y siempre

    [contesta a Efrain]

  2. marlin opina:

    gracia por la oportudidad de leer saber mas de la biblia

    [contesta a marlin]

  3. mabel colombo opina:

    gracias por la ayuda que brinda esta pagina para aprender mas de la biblia

    [contesta a mabel colombo]

  4. zacarias miguel gutierrez opina:

    gracias por esta enseñanza, porque me ha brindado un estudio profundo sobre el mana y enriquece mi espirtud bendiciones

    [contesta a zacarias miguel gutierrez]

  5. maribel mejia correa opina:

    espectacular tu enseñanza muy completa e ilustrativa, me gustaria que pudieras publicar sobre como fue la uncion de aaron en el antiguo testamento hay tantas cosas que se dicen. me encantaria aclarar algunas dudas sobre este tema. bendiciones

    [contesta a maribel mejia correa]

Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"