Leyes de santidad y de justicia

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Pentateuco > Levítico > Leyes de santidad y de justicia (3:19:1 - 3:19:37)

Jehovah habló a Moisés diciendo:

“Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: Sed santos, porque yo, Jehovah vuestro Dios, soy santo.

“Cada uno de vosotros respete a su madre y a su padre. “Guardad mis sábados. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“No recurráis a los ídolos, ni os hagáis dioses de fundición. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“Cuando ofrezcáis sacrificios de paz a Jehovah, hacedlo de tal manera que seáis aceptados.

Será comido el día que lo sacrifiquéis y al día siguiente. Lo que quede para el tercer día será quemado en el fuego.

Si se come algo de ello en el tercer día, eso será considerado inmundo y no será aceptado.

El que lo coma cargará con su culpa, porque profanó lo que ha sido consagrado a Jehovah. Tal persona será excluida de su pueblo.

“Cuando seguéis la mies de vuestra tierra, no segarás hasta el último rincón de tu campo, ni recogerás las espigas en tu campo segado.

Tampoco rebuscarás tu viña ni recogerás las uvas caídas de tu viña. Las dejarás para el pobre y para el extranjero. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“No robaréis, ni mentiréis ni os engañaréis el uno al otro.

“No juraréis falsamente por mi nombre, profanando el nombre de tu Dios. Yo, Jehovah.

“No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. El salario del jornalero no será retenido contigo en tu casa hasta la mañana siguiente.

“No maldecirás al sordo, ni pondrás tropiezo delante del ciego; sino que tendrás temor de tu Dios. Yo, Jehovah.

“No harás injusticia en el juicio. No favorecerás al pobre, ni tratarás con deferencia al poderoso. Juzgarás a tu prójimo con justicia.

“No andarás calumniando en medio de tu pueblo. “No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo, Jehovah.

“No aborrecerás en tu corazón a tu hermano. Ciertamente amonestarás a tu prójimo, para que no cargues con pecado a causa de él.

“No te vengarás ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo. Más bien, amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Jehovah.

“Guardaréis mis estatutos. “No harás copular dos animales de especies diferentes. No sembrarás tu campo con una mezcla de dos clases de semillas. Tampoco te pondrás un vestido tejido con hilos de dos materiales distintos.

“Cuando un hombre tenga relaciones sexuales con una mujer, y ella sea una esclava comprometida con otro pero no rescatada, ni se le haya dado libertad, habrá una severa reprensión; pero no se les dará muerte, por no ser ella libre.

El traerá a Jehovah su ofrenda por la culpa a la entrada del tabernáculo de reunión: un carnero como sacrificio por la culpa.

El sacerdote hará expiación por él delante de Jehovah, con el carnero del sacrificio por la culpa, por el pecado que cometió; y el pecado cometido le será perdonado.

“Cuando hayáis entrado en la tierra y plantado toda clase de árboles frutales, dejaréis sus primeros frutos sin cosechar. Por tres años no serán cosechados, y su fruto no se comerá.

El cuarto año todo su fruto será santo, una ofrenda de alabanza a Jehovah.

El quinto año podréis comer de su fruto, para que os aumente su producción. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“No comeréis cosa alguna con sangre. “No practicaréis la adivinación ni la brujería.

“No cortaréis los extremos de vuestro cabello, y no estropearéis la punta de vuestra barba.

No haréis incisiones en vuestros cuerpos a causa de algún difunto, ni grabaréis tatuajes sobre vosotros. Yo, Jehovah.

“No profanarás a tu hija, haciendo que ella se prostituya, para que no se prostituya la tierra y se llene de maldad.

“Guardaréis mis sábados y tendréis en reverencia mi santuario. Yo, Jehovah.

“No recurráis a los que evocan a los muertos ni busquéis a los adivinos para contaminaros con ellos. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“Ante las canas te pondrás de pie. Darás honor al anciano y tendrás temor de tu Dios. Yo, Jehovah.

“Cuando un extranjero resida con vosotros en vuestra tierra, no lo oprimiréis.

Como a un natural de vosotros consideraréis al extranjero que resida entre vosotros. Lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. Yo, Jehovah, vuestro Dios.

“No haréis injusticia en el juicio, ni en la medida de longitud, ni en la de peso, ni en la de capacidad.

Tendréis balanzas justas, pesas justas, un efa justo y un hin justo. Yo, Jehovah, vuestro Dios que os saqué de la tierra de Egipto.

“Guardad, pues, todos mis estatutos y todos mis decretos, y ponedlos por obra. Yo, Jehovah.”

3,385 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "Leyes de santidad y de justicia"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"