Pablo en Corinto

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Epístolas > Hechos > Pablo en Corinto (44:18:1 - 44:18:21)

Después de esto, Pablo partió de Atenas y fue a Corinto.

Y habiendo hallado a un judío llamado Aquilas, natural de Ponto, recién llegado de Italia con Priscila su mujer (porque Claudio había mandado que todos los judíos fueran expulsados de Roma), Pablo acudió a ellos.

Como eran del mismo oficio, permaneció con ellos y trabajaba, pues su oficio era hacer tiendas.

Y discutía en la sinagoga todos los sábados y persuadía a judíos y a griegos.

Cuando Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo se dedicaba exclusivamente a la exposición de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo.

Pero como ellos le contradecían y blasfemaban, sacudió sus vestidos y les dijo: “¡Vuestra sangre sea sobre vuestra cabeza! ¡Yo soy limpio! De aquí en adelante iré a los gentiles.”

Se trasladó de allí y entró en la casa de un hombre llamado Tito Justo, quien era temeroso de Dios, y cuya casa estaba junto a la sinagoga.

Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa. Y muchos de los corintios que oían, creían y eran bautizados.

Entonces el Señor dijo a Pablo de noche, por medio de una visión: “No temas, sino habla y no calles;

porque yo estoy contigo, y nadie pondrá la mano sobre ti para hacerte mal; porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.”

Pablo se quedó allí por un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.

Siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos de común acuerdo se levantaron contra Pablo y le llevaron al tribunal,

diciendo: —¡Este persuade a los hombres a honrar a Dios contra la ley!

Cuando Pablo iba a abrir su boca, Galión dijo a los judíos: —Si se tratara de algún agravio o de un crimen enorme, oh judíos, conforme al derecho yo os toleraría.

Pero ya que se trata de cuestiones de palabras, de nombres y de vuestra ley, vedlo vosotros mismos. Yo no quiero ser juez de estas cosas.

Y los expulsó del tribunal.

Entonces todos tomaron a Sóstenes, el principal de la sinagoga, y le golpeaban delante del tribunal, y a Galión ninguna de estas cosas le importaba.

Pero Pablo, habiéndose detenido allí muchos días más, se despidió de los hermanos, e iba navegando hacia Siria; y con él iban Priscila y Aquilas. En Cencrea se rapó la cabeza, porque había hecho un voto.

Llegaron a Efeso, y él los dejó allí. Y entró en la sinagoga y discutía con los judíos.

Pero a pesar de que ellos le pedían que se quedase por más tiempo, no accedió,

sino que se despidió y dijo: “Otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere.” Y zarpó de Efeso.

2,682 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "Pablo en Corinto"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"