El profeta mudo

Biblia cristiana > Antiguo Testamento > Libros Proféticos > Ezequiel > El profeta mudo (26:3:22 - 26:3:27)

Entonces vino allí sobre mí la mano de Jehovah y me dijo: “Levántate, vete al valle, y allí hablaré contigo.”

Me levanté y fui al valle, y he aquí que se había detenido allí la gloria de Jehovah, como la gloria que yo había visto junto al río Quebar. Y me postré sobre mi rostro.

Entonces entró en mí el Espíritu, me puso sobre mis pies y me habló diciendo: —Entra y enciérrate en tu casa.

Y en cuanto a ti, oh hijo de hombre, he aquí que sobre ti pondrán cuerdas y te atarán con ellas, y no podrás salir entre ellos.

Y haré que tu lengua se pegue a tu paladar, y quedarás mudo. Así no serás para ellos un hombre que amonesta, porque son una casa rebelde.

Pero cuando yo te haya hablado, abriré tu boca, y les dirás: “Así ha dicho el Señor Jehovah.” El que escucha, que escuche; y el que deja de escuchar, que deje de escuchar. Porque son una casa rebelde.

8,273 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "El profeta mudo"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


6 Comentarios sobre “El profeta mudo”

  1. ELAINESMONTESINORIOS opina:

    Encontre esta bendicion y debo aprovecharla muchisimo

    [contesta a ELAINESMONTESINORIOS]

  2. ELAINESMONTESINORIOS opina:

    Deseo que me manden el material sobre juicio contra los idolotras

    [contesta a ELAINESMONTESINORIOS]

  3. ELAINESMONTESINORIOS opina:

    a la calle 7a19A15 BARRIO LOS MUSICOS VALLEDUPAR COLOMBIA

    [contesta a ELAINESMONTESINORIOS]

  4. ELAINESMONTESINORIOS opina:

    QUIERO RECIBIR ESE MATERIAL EN ESTA SEMANA

    [contesta a ELAINESMONTESINORIOS]

  5. Daniel Mendoza opina:

    Para ELAINESMONTESINORIOS:
    El profeta mudo
    22 Vino allí la mano de Jehová sobre mí, y me dijo: «Levántate y sal al campo, y allí hablaré contigo».
    23 Me levanté y salí al campo; y allí estaba la gloria de Jehová, como la gloria que había visto junto al río Quebar; y me postré sobre mi rostro.
    24 Entonces entró el espíritu en mí, me afirmó sobre mis pies, me habló y me dijo: «Entra y enciérrate dentro de tu casa.
    25 En cuanto a ti, hijo de hombre, he aquí que pondrán cuerdas sobre ti, y con ellas te atarán y no podrás salir para estar entre ellos.
    26 Haré que se te pegue la lengua al paladar, y estarás mudo, y no serás para ellos un hombre que reprende, porque son casa rebelde.
    27 Pero cuando yo te haya hablado, abriré tu boca y les dirás: “Así ha dicho Jehová, el Señor: El que escucha, que escuche; y el que no quiera escuchar, que no escuche, porque casa rebelde son”. (Ezequiel 3:22-27).
    Por lo que yo entiendo concerniente a estos escritos bíblicos, se le comisiona al profeta Ezequiel que anunciare el mensaje que Dios le ordenó que llevase. Se le llama “el hijo de hombre.” Su mensaje le viene de Dios en forma de un rollo, qe se le manda que comiera, lo mismo que a Juan el apostol de (Apocalipsis 10:9). En su boca el rollo fue dulce como la miel, lo que parece indicar que hallaba gozo
    en ser mensajero de Dios, aún cuando el mensaje fuera de angustia. Comer el libro, ya sea literalmente o solamente en una visión, significaba digerir bien su contenido de tal manera que el mensaje se hiciera parte de su mismo ser. En Ezequiel 3:17-21 Dios parece imponerle al profeta Ezequiel cierta responsabilidad referente a la destrucción de su nación, que solamente declarado fielmente el mensaje divino podría evitar. También se le previene que a veces Dios le impondría silencio siendo esto una admonición para que hablara, no sus propias ideas sino solamente lo que Dios le mandara.

    Ahora concerniente al juicio contra los idólatras. Concerniente a los amadores de ídolos la contestación de Dios no viene en palabras sino en la destrucción repentina y terrible de la Israel idólatra, a la cual ya no se le perdonará por más tiempo a causa de los pocos fieles. Pocos fieles son los que no iban en pos de ídolos, sino que toda su lealtad la rendían al Dios Todopoderoso. La ciudad no fue destruida por causa de Daniel el profeta (cap. 14) bajo el reinado del rey Nabucodonosor. Daniel intervino como el mediador.
    Vemos en el capítulo 16 habla sobre la alegoría de la esposa infiel. Es un cuadro gráfico y vívido de la idolatría de Israel, bajo la figura de una esposa, amada de su esposo, que la hizo reina y la colmó de sedas, de pieles y de toda cosa hermosa, la que luego se prostituyó con todos cuantos pasaban; ni siquiera por ganancia, sino más bien ofreciendo pagar ella a sus amantes; aún más vergonzosa que Sodoma y que Samaria.

    Mucho habían dicho los profetas de que el cautiverio de Israel se debía a los pecados cumulativos de generaciones anteriores. La generación ahora cautiva, pasando por alto el hecho de que eran “peores que sus padres,” trataban de echar la culpa a sus antepasados. El refrán de este capítulo es, que Dios juzga a cada hombre conforme a su conducta personal e individual; y además, que es la conducta última del hombre la que determina su verdadero estado delante de Dios (18:21-24). Es un llamamiento conmovedor a los malos, a que se arrepientan (30-32).

    Bueno ELAINESMONTESINORIOS espero me haya explicado. Saludes

    Dios te bendiga

    [contesta a Daniel Mendoza]

  6. gladys opina:

    gracias hermano por el mensaje pero quiero saber con palabras especificas que yo pueda entender porque ami me llamaron profeta mudo que funcion cumple en el servicio del señor gracias y bendiciones

    [contesta a gladys]

Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"