La preexistencia de Cristo

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Juan > La preexistencia de Cristo (43:8:48 - 43:8:59)

Respondieron los judíos y le dijeron: —¿No decimos bien nosotros que tú eres samaritano y que tienes demonio?

Respondió Jesús: —Yo no tengo demonio. Más bien, honro a mi Padre, pero vosotros me deshonráis.

Yo no busco mi gloria; hay quien la busca y juzga.

De cierto, de cierto os digo que si alguno guarda mi palabra, nunca verá la muerte para siempre.

Entonces los judíos le dijeron: —¡Ahora sabemos que tienes demonio! Abraham murió, y también los profetas; y tú dices: “Si alguno guarda mi palabra, nunca gustará muerte para siempre.”

¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham quien murió, o los profetas quienes también murieron? ¿Quién pretendes ser?

Respondió Jesús: —Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria no es nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien vosotros decís: “Es nuestro Dios.”

Y vosotros no le conocéis. Pero yo sí le conozco. Si digo que no le conozco, seré mentiroso como vosotros. Pero le conozco y guardo su palabra.

Abraham, vuestro padre, se regocijó de ver mi día. El lo vio y se gozó.

Entonces le dijeron los judíos: —Aún no tienes ni cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

Les dijo Jesús: —De cierto, de cierto os digo que antes que Abraham existiera, Yo Soy.

Entonces tomaron piedras para arrojárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

3,524 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "La preexistencia de Cristo"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"