Muerte de Juan el Bautista

Biblia cristiana > Nuevo Testamento > Evangelios > San Lucas > Muerte de Juan el Bautista (42:9:7 - 42:9:9)

El tetrarca Herodes oyó de todo lo que estaba pasando; y estaba perplejo, porque algunos decían que Juan había resucitado de los muertos.

Otros decían que Elías había aparecido, y otros que alguno de los antiguos profetas había resucitado.

Pero Herodes dijo: “A Juan yo lo decapité. ¿Quién, pues, es éste de quien escucho tales cosas?” Y procuraba verle.

1,578 visitas
Publicar una imagen aquí
  • Desde el PC
  • Desde una URL
Puedes publicar una imagen relacionada con "Muerte de Juan el Bautista"  (jpg, gif, png)
Url (http://):
Tu nombre (opcional):





  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  


2 Comentarios sobre “Muerte de Juan el Bautista”

  1. jocelyne pepinós opina:

    mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmheeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeuuuuuuuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmmmbuuuuuuuuuu

    [contesta a jocelyne pepinós]

  2. HERNAN TORO opina:

    El peor caso de mala memoria de la Historia: Juan “Desmemoriado” Bautista.

    Hasta el momento, he ilustrado cómo aparecen contradicciones y absurdos flagrantes en diversos relatos bíblicos. Sinembargo, hay algunas narraciones que rayan en lo ridículo y que muestra de que forma tan torpe fueron redactados algunos de los evangelios, en particular el de Mateo.

    Como siempre, partiré asumiendo que la idea de la inerrancia bíblica es cierta y que los relatos del N.T. se refuerzan, a la forma de testimonios “independientes” sobre los mismos “hechos” de la vida de Jesús. Al final, veremos que dicha hipótesis nos lleva a uno de los absurdo más Jocosos de toda la biblia: La extraordinariamente pésima memoria de Juan el Bautista.

    En los siguientes relatos bíblicos, la Negrilla es añadido mío.

    Mc 1,7-11:

    [7].Juan proclamaba este mensaje: «Detrás de mí viene uno con más poder que yo. Yo no soy digno de desatar la correa de sus sandalias, aunque fuera arrodillándome ante él.» [8].Yo los he bautizado con agua, pero él los bautizará en el Espíritu Santo.»
    [9].En aquellos días Jesús vino de Nazaret, pueblo de Galilea, y se hizo bautizar por Juan en el río Jordán. [10].Al momento de salir del agua, Jesús vio los Cielos abiertos: el Espíritu bajaba sobre él como lo hace la paloma, [11].mientras se escuchaban estas palabras del Cielo: «Tú eres mi Hijo, el Amado, mi Elegido.»

    Mateo 3,15-16:

    [13].Por entonces vino Jesús de Galilea al Jordán, para encontrar a Juan y para que éste lo bautizara. [14].Juan quiso disuadirlo y le dijo: «¿Tú vienes a mí? Soy yo quien necesita ser bautizado por ti.»
    [15].Jesús le respondió: «Deja que hagamos así por ahora. De este modo respetaremos el debido orden.» Entonces Juan aceptó.
    [16].Una vez bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los Cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y se posaba sobre él. [17].Al mismo tiempo se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo, el Amado; éste es mi Elegido.»

    Lc 3,21-22:

    [21].Un día fue bautizado también Jesús entre el pueblo que venía a recibir el bautismo. Y mientras estaba en oración, se abrieron los cielos: [22].el Espíritu Santo bajó sobre él y se manifestó exteriormente en forma de paloma, y del cielo vino una voz: «Tú eres mi Hijo, hoy te he dado a la vida.»

    Jn 1,25-34

    [25].y le hicieron (a Juan) otra pregunta: «¿Por qué bautizas entonces, si no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?» [26].Les contestó Juan: «Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay uno a quien ustedes no conocen, [27].y aunque viene detrás de mí, yo no soy digno de soltarle la correa de su sandalia.»
    [28].Esto sucedió en Betabará, al otro lado del río Jordán, donde Juan bautizaba.
    [29].Al día siguiente Juan vio a Jesús que venía a su encuentro, y exclamó: «Ahí viene el Cordero de Dios, el que carga con el pecado del mundo. [30].De él yo hablaba al decir: Detrás de mí viene un hombre que ya está delante de mí, porque era antes que yo. [31].Yo no lo conocía, pero mi bautismo con agua y mi venida misma eran para él, para que se diera a conocer a Israel.»
    [32].Y Juan dio este testimonio: «He visto al Espíritu bajar del cielo como una paloma y quedarse sobre él. [33].Yo no lo conocía, pero Aquel que me envió a bautizar con agua, me dijo también: Verás al Espíritu bajar sobre aquél que ha de bautizar con el Espíritu Santo, y se quedará en él. [34].Sí, yo lo he visto; y declaro que éste es el Elegido de Dios.»

    Si tomamos estos cuatro relatos como lo hace la inerrancia bíblica, serían los “recuerdos” de cuatro evangelistas independientes que se “refuerzan”: Juan sabía que vendría alguien al cual no merecía desatarle las sandalias. Aparece Jesús, y Juan lo reconoce hasta el punto de parecerle absurdo que él lo bautice. Aún así, Jesús le dice que se respete el orden(¿?) y Juan obedece. Lo bautiza y OH MARAVILLA: Se abre el cielo (¿?) y se oye una voz que lo identifica como hijo de Dios, bajando el Espiritu Santo, nada más y nada menos que en forma de Paloma.

    Pues bien, uno no puede más que extrañarse de la incapacidad cerebral de Juan bautista, por no llamarla cretinismo grave, cuando poco tiempo después de este INOLVIDABLE SUCESO, (Según el evangelio de Mateo), le manda a Jesús unos investigadores para que le aclarara una pequeña preguntilla:

    [2].Juan, que estaba en la cárcel, oyó hablar de las obras de Cristo, por lo que envió a sus discípulos [3].a preguntarle:
    (¡¡¡)«¿Eres tú el que ha de venir, o tenemos que esperar a otro?»(!!!)
    [4].Jesús les contestó: «Vayan y cuéntenle a Juan lo que ustedes están oyendo y viendo: [5].los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, y una Buena Nueva llega a los pobres. [6].¡Y dichoso aquél para quien yo no sea motivo de escándalo!»

    Cómo les parece…

    Después de que Juan vé “rasgarse” el cielo, bajar el Espíritu Santo y luego de oir la voz de los Cielos que identifica a Jesús como el hijo de Dios, y luego de que Juan mismo lo apostrofa como el Cordero de Dios que Quita el pecado del Mundo y el que iba a bautizar con Espíritu Santo, le surge una “pequeña duda” y manda emisarios a Jesús para preguntarle si él era el Mesías que había de venir…

    Sinceramente, éste es uno de los relatos más absurdos y contradictorios del los “recuerdos” de los apóstoles…

    ¿A menos que no sean tales?

    Si Juan presenció lo del bautismo, no hubiera sido tan estúpido de olvidar la manifestación de Dios señalando al Mesías, con todo y rasgadura de cielos (¿?), hasta el punto de enviar a Jesús sus discípulos para preguntarle si él era el Mesías.

    Si él no bautizó a Jesús y no presenció el relato, entonces tal vez habría podido enviar los emisarios a Jesús para preguntarle quién era.

    Pero los dos sucesos a la vez son tan absurdos que por lo menos uno de los dos tiene que ser una fábula.

    El que queda muy mal parado es el supuesto “Testigo Presencial”, Mateo, que tenía una mente tan alucinada que era capaz de poner dos historias tan flagrantemente absurdas en el mismo libro.

    [contesta a HERNAN TORO]

Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"