La Biblia y sus diferentes interpretaciones

Este es el lugar para debatir sobre las diferentes creencias de las Iglesias y confesiones que leen la Biblia. Para hablar de diferentes interpretaciones de pasajes concretos de la Biblia es preferible publicar los comentarios directamente en sus entradas correspondientes.


  Quiero recibir nuevos comentarios sobre éste tema por email



  

8764 Comentarios sobre “La Biblia y sus diferentes interpretaciones”

Ver más comentarios: « 130 31 32 33 34 [35] 36 37 38 39 40176 »

  1. mael opina:

    PARA ELIZA continuando con lo que la biblia dice en relacion a este asunto
    Valera (1909)
    Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en fortaleza; Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo.
    aki dice que su mano a quebrantado…. estando en sentido figurado pero si analizamos se refiere a su fuerza o poder , o al menos que alguien piense en sentido literal
    Salmos 118:16 La diestra del SEÑOR es exaltada; la diestra del SEÑOR hace proezas.
    aki tambien significa poder
    Y asi hay muchas scitas biblicas que hablan de diestra pero significan poder . fuerza, autoridad o trono
    asi tambien la expresion que Jesus se sento a la diestra de Dios , significa que ocupo su autoridad, su poder ,pero esta expresion en el tiempo que ffue escrito nos indica que era para decir ke JESUS; eso visible, tiene todo el poder y autoridad y por consiguiente tambien la adoracion de todos
    por erso san pablo dijo a cerca de Jesus: EN EL HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DIVINIDAD CORPORALMENTE Y TAMBIEN DICE LE FUE DADO UN NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE PARA QUE EN EL NOMBRE DE JESUS SE DOBLE TODA RODILLA DE LOS QUE ESTAN EN EL CIELO EN LA TIERRA Y DEBAJO DE LA TIERRA Y QUE TODA LENGUA CONFIESE QUE JESUS ES EL SEÑOR A LA GLORIA DE DIOS PADRE
    una pregunta para ti como sabrias cual es la diestra de Dios si el lo habita todo o cual es la diestra del poder de DIOS?

    [contesta a mael]

  2. mael opina:

    ruben no te confundas pues si esteban miro a Dios . dime ¿que le pasaria ? pues si moises lo deseo ver y se le dijo que no hay hombre que me vea siga viviendo, esto significa que esteban no miro a Dios sino mas bien a JESUS como Dios en el cielo , porque es la unica forma como podemos ver a DIOS
    ¿no dice la biblia . aquel verbo fue hecho carne y vivmos su gloria . gloria como del unigenito hijo del padre lleno de gracia y verdad. A DIOS nadie le vio jamas …..
    creo ke si no lees toda la biblia y solo pasajes aislados no podras entender. Hay cosas que parecen ser tal y como estan escritas pero analizando todo veremos que hay restricciones que no pueden ser hechas o quitadas en otro tiempo

    [contesta a mael]

  3. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Eliza:
    Tu Comentario :
    No entiendo, si Jesús es el mismo Padre, una manifestación del Eterno, ¿cómo es que se sienta a la diestra de Dios?. Tendría que ser otra persona para sentarse a su lado.
    “Después que el Señor les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios” (Mar. 16:19). “Siendo que habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios” (Col. 3:1). “Pero Cristo, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio, se sentó para siempre, a la diestra de Dios” (Heb. 10:12, cf. Heb. 8:2; 12:2).

    Mi Respuesta: La “teología” trinitaria ha visto los versos de la Escritura que nos enseñan que Dios fue manifestado en carne y que Él es omnipresente, pero a ella eso no le interesa, pues lo único que desea hacer, es presentar una imagen distorsionada acerca del Creador.

    La “teología” trinitaria niega la omnipresencia de Dios y lo limita, al expresar que Él tiene un lado derecho físico. El “Padre” del que nos habla la “teología” trinitaria es muy limitado, pues solo hasta donde llega su lado izquierdo y su lado derecho es hasta donde llega su dios. Para poder llenar ese vacío, tiene que aparecer otra persona sentada al lado derecho físico de aquella primera persona, y ni aun así basta, pues esta segunda persona es tan limitada como la primera. Así, ellos creen que uno puede pararse al lado del Padre celestial, mientras que la Biblia enseña que a Él no lo pueden contener ni los cielos de los cielos. La única forma en la que podremos ver al Padre y en la que podemos conocerle, es a través de su manifestación en carne.

    La “teología” trinitaria es similar a la mitología griega, en el sentido de que los griegos creían que en el monte Olimpo había varios tronos para distintas deidades que se podían sentar a cualquiera de los lados de Zeus, quien estaba limitado por una derecha y una izquierda física. La trinidad ignora que Jesús es el Padre Eterno que fue manifestado en carne para darnos salvación y para darnos a conocer su gran nombre, y por eso comete el grave error de presentarlo como un segundón dentro de un panteón de diosecitos limitados, al lado de los cuales uno podría ubicarse.

    Otro error de la “teología” trinitaria, es que no comprende que la referencia del Hijo a la diestra de Dios, no debe tomarse en un sentido literal, sino figurado, y que la Biblia nos brinda herramientas suficientes para conocer ese significado. Cuando nos aferramos al significado que la Biblia da a la diestra de Dios, contamos con las bases suficientes para denunciar a la trinidad como una fábula inventada por el hombre.

    Cuando la Biblia habla del Hijo sentado a la diestra de Dios (la Biblia nunca dice a la diestra del Padre), siempre lo hace en relación con el reinado mesiánico, pero nunca en relación con personas eternas que se sientan una al lado de la otra. La “teología” trinitaria ha dicho que la “segunda persona” se sienta eternamente al lado derecho de la “primera persona”, lo cual contradice las siguientes declaraciones bíblicas:

    1. Jesucristo dijo: “veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios” (Mateo 26:64, Marcos 14:62, Lucas 22:69). ¿Cuál es la derecha de un poder? ¿Se puede sentar uno a la derecha de un poder?

    2. La Biblia dice que Dios está a la diestra del Hijo (Salmo 110:5), entonces ¿Quién está al lado derecho de quién?

    3. La Biblia dice: “Jehová dijo a mi Señor, siéntate a mi diestra hasta…” (Salmo 110:1, Marcos 12:36, Hebreos 1:13). ¿Eso significa que la segunda persona dejará de sentarse al lado derecho de la primera persona en algún momento?

    Como se puede apreciar, muchas cosas andan mal en la exposición trinitaria de las tres personas, con la segunda persona sentada eternamente a la derecha de la primera.
    Mi cosejo para todos es que por favor leamos la Biblia y pedirle su guianza para poder guiar a otros a la verdad.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  4. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Eliza:
    Continúo……Dios es un ser inteligente y tiene voluntad propia (Romanos 9:19, Isaías 1:18). Dios es el único Espíritu omnipresente (ver el capítulo 10. El Señor Dios y su Espíritu), por lo cual nada ni nadie lo puede contener. Dios es invisible (1. Timoteo 1:17, Hebreos 11:27), no posee un cuerpo limitado como el que nosotros poseemos, no tiene ningún lado físico, ni una mano derecha física. La Biblia dice:

    “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?” (1. Reyes 8:27, 2. Crónicas 6:18).

    “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra.” (Salmo 139:7-10).

    Así, cuando la Biblia se refiere a los oídos de Dios, a los ojos de Dios, a los pies de Dios, etc., esto no significa que Dios tenga un cuerpo gigantesco similar al que nosotros poseemos, sino que es una forma figurada para hablar de Dios, que es conocida como antropomorfismo, y que consiste en interpretar lo no humano en términos humanos, a fin de que nosotros podamos asimilar. Un escritor pentecostal apostólico escribe lo siguiente:

    “En otras palabras, la Biblia describe al Dios infinito en términos humanos y finitos para que podamos comprenderle mejor. Por ejemplo, el corazón de Dios denota su intelecto y sus emociones, no un órgano que bombea sangre (Génesis 6:6; 8:21). Cuando Dios dijo que el cielo era su trono y la tierra estrado de sus pies, Él describía su omnipresencia, no unos pies literales recostados en la esfera (Isaías 66:1).

    Cuando Dios dijo que su mano derecha midió los cielos con la palma, Él describía su gran poder y no una mano grande extendiéndose por la atmosfera (Isaías 48:13). “Los ojos de Jehová están en todo lugar” no significa que Dios tiene ojos físicos en toda localidad, sino que indica su omnipresencia y omnisciencia (Proverbios 15:3). Cuando Jesús echó fuera demonios por el dedo de Dios, Él no arrastró del cielo un dedo gigantesco, sino que ejercitó el poder de Dios (Lucas 11:20). El soplo del aliento de Dios no consistía en partículas literales emitidas por gigantescas narices celestiales, sino en el fuerte viento oriental enviado por Dios para abrir el Mar Rojo (Éxodo 15:8; 14:21).

    El hecho es que la interpretación literal de todas las visiones y descripciones físicas de Dios nos conduciría a la creencia que Dios tiene alas (Salmos 91:4). En breve, creemos que Dios como Espíritu no tiene un cuerpo a menos que Él escoja manifestarse en forma corporal, como lo hizo en la persona de Jesucristo.”

    Al comprender que Dios no tiene un lado derecho físico, comprendemos que Dios tampoco tiene una mano derecha física, y por tanto entendemos que las referencias al “lado de Dios” o a “la diestra de Dios” son expresiones figuradas que deben tener otro significado. Sin embargo, antes de pasar a analizar el significado del “lado de Dios” o la “diestra de Dios” vamos a ver algunos usos literales que hace la Biblia de las palabras diestra y lado.

    En su sentido literal, la palabra lado, es una de las partes que limita un todo, o también se puede referir a un lugar inmediato o contiguo a otro. De igual modo, la palabra diestra o derecha, significa el lado derecho de algo, y es una referencia que nos sirve para orientarnos. Veamos algunos ejemplos en los que la Biblia usa estas palabras en su sentido literal:

    Empecemos por el uso literal de la palabra lado:

    En el arca que construyo Noé, la puerta de acceso debía estar al lado de la ventana (Génesis 6:16); en la era de Atad que estaba al otro lado del Jordán, los hijos de Jacob realizaron ceremonias fúnebres en honor a su padre fallecido (Génesis 50:10-11); durante el éxodo, los egipcios alcanzaron a los israelitas junto al mar, al lado de Pi-hahirot (Éxodo 14:9); en la guerra contra Amalec, Aarón y Hur sostuvieron en alto las manos de Moisés, el uno de un lado y el otro del otro, a fin de alcanzar la victoria (Éxodo 17:12); las tablas de la ley estaban escritas por ambos lados (Éxodo 32:15); la heredad de las tribus de Rubén, Gad y de media tribu de Manasés se encontraba al lado oriente del rio Jordán (Números 32:19, Josué 14:2-3); Booz se acostó a dormir al lado de un montón de cebada (Rut 3:7); El día que Joás fue ungido como rey sobre Judá, los soldados de la guardia se ubicaron en fila desde el lado derecho de la casa hasta el lado izquierdo (2. Reyes 11:11); un gran viento vino del lado del desierto y derribó la casa que cayó sobre los hijos de Job y los mató (Job 1:19); las mujeres que quisieron ungir el cuerpo del Señor, encontraron a un ángel con apariencia de hombre joven sentado al lado derecho del sepulcro (Marcos 16:1); en la nueva Jerusalén, crecerá el árbol de la vida a uno y otro lado del río (Apocalipsis 22:2).

    Dentro del uso literal de la palabra diestra, tenemos los siguientes ejemplos:

    El pueblo de Israel le solicito a Edom que los dejara pasar por su tierra pasando solamente por el camino real sin apartarse ni a diestra ni a siniestra, pero Edom no quiso dejarlos pasar (Números 20:17-18); Jael, mujer de Heber, mato a Sísara (capitán del ejército del rey Jabín de Canaán) golpeando una estaca con un mazo que tenía en su diestra (Jueces 5:24-27); Joab tomó con su diestra la barba de Amasa para besarlo y asesinarlo a traición (2. Samuel 20:9); una gran fuente fue colocada al lado derecho del templo (1. Reyes 7:39); el rey Josías destruyó los lugares de culto pagano que se encontraban a la mano derecha del monte de la destrucción (2. Reyes 23:13); Asaf se colocaba a la mano derecha de Hemán cuando cantaba en el templo (1. Crónicas 6:39); cuando Esdras leyó la ley ante el pueblo, se hicieron a su derecha Matatías, Sema, Anías, Urías, Hilcías y Macías (Nehemías 8:4); Jesús le dijo a sus discípulos que echaran la red a la derecha de la barca (Juan 21:6), Pedro tomó por la mano derecha al paralitico que se sentaba junto al templo de la hermosa, y al instante se le afirmaron los pies y tobillos (Hechos 3:7).

    OTROS SIGNIFICADOS DE LA PALABRA DIESTRA

    Con el paso del tiempo, la diestra y el lado derecho, llegaron a tener otros significados. Esto se dio porque la gran mayoría de las personas son diestras y no zurdas. Algunos de estos ejemplos son:

    1. Esaú fue un hombre diestro en la caza, lo que significa que fue un experto cazador (Génesis 25:27). Las flechas que lanzaban los hombres que tomaron a Babilonia eran como de valiente diestro, pues daban en el blanco (Jeremías 50:9)

    2. Cuando el patriarca Jacob bendijo a los hijos de José, colocó su mano derecha sobre Efraín y la izquierda sobre Manasés, lo que significaba que una bendición mayor venía sobre Efraín (Génesis 48:8-20).

    3. Salomón hizo sentar a Betsabé a la diestra de su trono (1. Reyes 2:19), lo que significaba que le estaba atribuyendo poder y dignidad a su madre. Asimismo, en las reuniones se acostumbraba sentar a la diestra del anfitrión al invitado de más alto honor. Así, se indicaba que el invitado gozaba de una dignidad semejante a la del que invitaba.

    4. En la Biblia, uno de los significados figurados más comunes para la palabra diestra, era el de poder, fuerza o autoridad. Así, decir que Dios estaba a la diestra de uno, era decir que Dios es la fortaleza de uno (Salmo 16:8). Cuando alguien se consideraba sin el poder suficiente, la diestra tomaba el significado de debilidad. Por ejemplo, David dijo “mira a mi diestra y ayúdame” lo que significaba “mira a mi debilidad y ayúdame” (Salmo 142:4).

    5. El salmista Asaf, prometió traer a su memoria “los años de la diestra del Altísimo”, lo que significaba que iba a recordar las maravillas que Dios hizo en otros tiempos (Salmo 77:10).

    6. Una de las costumbres que se tomaron para dar validez a un juramento, era la de levantar la mano derecha al momento de jurar. Así, la Biblia dice de aquellos que juran en vano, que su “diestra es diestra de mentira” (Salmo 144:8, 144:11).

    7. Salomón dijo que el corazón del sabio está a su mano derecha, lo que significa que el corazón del sabio se inclina a las cosas buenas (Eclesiastés 10:2).

    8. El Señor Jesús dijo: “si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” (Mateo 5:30), expresión que consiste en una hipérbole o exageración intencional, por medio de la cual se expresa que es mejor sacrificar algo valioso cuando retenerlo puede ocasionar que pequemos.

    9. Jacobo, Pedro y Juan, le dieron a Bernabé y a Pablo la diestra en señal de compañerismo (Gálatas 2:9).

    Otros ejemplos de significados figurados que incluyen simultáneamente la derecha y la izquierda son:

    1. Cuando el criado de Abraham pidió a Rebeca como mujer para Isaac, le dijo a Betuel y a Labán que necesitaba conocer su decisión para ir a la diestra o a la siniestra, lo que significaba: “yo sabré lo que debo hacer”. (Génesis 24:49).

    2. No apartarse del mandamiento ni a diestra ni a siniestra significa acatar estrictamente el mandamiento (Deuteronomio 5:32, 17:11, 17:14, 28:14; Josué 1:7, 23:6, 2. Samuel 14:19, 2. Reyes 22:2, 2. Crónicas 34:2, Proverbios 4:27).

    3. Jesucristo dijo: “cuando tu des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha” (Mateo 6:3), con lo que enseñó que a un hombre bondadoso no tiene por qué interesarle que la gente se entere de sus buenas acciones (como ocurre con los hipócritas) sino que lo que debe importarle es hacer el bien.

    4. El apóstol Pablo dijo que los apóstoles poseían “armas de justicia a diestra y a siniestra” (2. Corintios 6:7), lo que significaba que esas armas de justicia servían tanto para la defensa como para el ataque, en alusión a los soldados que generalmente llevaban la espada en la mano derecha y el escudo en la mano izquierda.

    La palabra diestra en relación con Dios “no indica simplemente un lado: a la derecha. La razón principal es, porque Dios es Espíritu. ¿Dónde está la “derecha” o la “izquierda” del Espíritu de Dios? “Por lo tanto, debemos entender que la “diestra de Dios” se usa en un sentido figurado, simbólico, o poético y no en un sentido físico o corporal.” Entonces ¿A qué se refiere la Biblia cuando menciona la diestra de Dios? La palabra diestra, en relación con Dios, significa su fuerza, su poder, su autoridad o su majestad tal y como te lo expresó mi hermano Mael.
    El salmista dijo “tuyo es el brazo potente; fuerte es tu mano, exaltada tu diestra” (Salmo 89:13), lo que significa que Dios es muy poderoso, muy fuerte y muy exaltado. “La diestra de Jehová hace proezas, la diestra de Jehová es sublime; la diestra de Jehová hace valentías” (Salmo 118:15-16), nos enseña que el poder de Jehová es extraordinario, que Dios es omnipotente. La mano derecha de Jehová creó los cielos y la tierra (Isaías 48:13), significa que por el poder de Dios fueron hechos los cielos y la tierra.

    El poder de Jehová fue el que derrotó a los egipcios, así la diestra de Jehová fue magnificada en poder y quebrantó al enemigo (Éxodo 15:6, 15:12). El pueblo de Israel no fue el que derrotó a los egipcios sino la diestra y el brazo de Jehová (Salmo 44:3), o sea, el poder y la fuerza de Dios fueron las que le dieron la victoria. Jehová los guió por la diestra de Moisés, porque delegó su autoridad sobre Moisés (Isaías 63:12). Por medio de esa victoria y tras la conquista de Canaán por el poder de Dios, Israel se constituyó en “la planta que plantó la diestra de Dios” (Salmo 80:8-11, 80:15).

    Moisés dijo que Jehová descendió con la ley de fuego a su mano derecha (Deuteronomio 33:2), que es una referencia a la gloriosa manifestación de la majestad Divina que vio el pueblo cuando recibió la ley (Éxodo 19:16-20).

    A la diestra de Jehová hay delicias para siempre (Salmo 16:11) lo que nos enseña que hay bendiciones eternas para los que permanecen en Dios. A donde quiera que vayamos, allí nos guiara la mano de Dios y nos asirá su diestra (Salmo 139:10) de manera que sabemos que Dios nos dirige y nos sostiene con su poder. La diestra de Dios nos salva (Salmo 17:7, 98:1), nos ayuda (Isaías 41:10), nos sustenta (Salmo 18:35, Isaías 41:10), nos sostiene (Salmo 63:8), nos oye desde los cielos y nos da la victoria (Salmo 20:6). Jehová es sombra a nuestra mano derecha (Salmo 121:5), o sea, Jehová es el que nos cubre con su poder. El Señor se pondrá a la diestra del pobre (salmo 109:31) o defenderá al pobre.

    La diestra de Dios está llena de justicia (Salmo 48:10), es decir, que Él con su poder juzgara rectamente, dando a cada quien lo que se merece. El Señor salva a los que se refugian a su diestra (Salmo 60:5, 98:1, 108:6, 138:7), o sea, el Señor salva a los que buscan su favor y su protección; mientras tanto, la diestra de Jehová alcanzará a los que le aborrecen (Salmo 21:8), es decir, que el Señor destruirá con su poder a sus enemigos.

    Asaf dijo a Dios: “¿Por qué retraes tu mano? ¿Por qué escondes tu diestra en tu seno?” (Salmo 74:11), lo que indica que Dios no quería responderles en ese momento. Cuando Jehová entregó a Israel en cautividad, retiró su diestra de ellos (Lamentaciones 2:3), lo que significa que les retiró el apoyo de su poder frente al enemigo. El cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá sobre los injustos (Habacuc 2:16), en otras palabras, la ira de Dios vendrá sobre los impíos.

    “Jehová juró por su mano derecha, y por su poderoso brazo” que llegaría un día en el que nunca más, nadie se enseñorearía de Israel (Isaías 62:8), es decir, ese acontecimiento se dará solo por el poder y la autoridad de Dios.

    Espero que te hayamos explicado bien con lo que deseabas saber sobre la diestra de Dios.

    Bendiciones mi hermana

    [contesta a Salvador Torres]

  5. Eliza opina:

    Hermano Nathaniel:

    Excelente análisis.

    Bendiciones!

    [contesta a Eliza]

  6. Ruben opina:

    El Señor dice: Juan 8:42
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.

    Yo prefiero creerle al Señor antes que a los unicistas.

    (haber si este comentario sale) porque todo lo que le respondo a Salvador se borra. Me parece que la página se volvió “unicista” porque no acepta ningún comentario explicativo que discrepe con los escritos escogidos y sesgados de Salvador.

    [contesta a Ruben]

  7. Ruben opina:

    El unicismo predica que Dios necesitó disfrazarse de hombre para presentarse a la humanidad ¿Eso no es limitarlo y contradecir la biblia?.
    El unicismo predica que Dios no tiene forma ¿Cual es la base bíblica?
    El unicismo predica que Dios No PUEDE reproducirse y por tanto NO PUEDE tener hijo ¿Eso no es contradecir que Dios es Todopoderoso?
    El unicismo predica que Jesucristo no es pre existente a toda creación ¿Eso no es contradecir la biblia y al mismo Señor?
    El unicismo o mejor diré algunos unicistas de este foro predican que los apóstoles eran unicistas ¿Eso no es falsear una verdad que incluso es fácilmente rebatible con datos históricos?

    El Señor dice: “…porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIO”.

    Pero los unicistas dicen, eso no es cierto, nadie le envió al Señor, Dios se vistio de hombre y estuvo presente en la tierra, es decir, contradicen abiertamente a la misma biblia.

    [contesta a Ruben]

  8. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Ruben:
    Tu Comentario: El unicismo predica que Dios necesitó disfrazarse de hombre para presentarse a la humanidad ¿Eso no es limitarlo y contradecir la biblia?.
    El unicismo predica que Dios no tiene forma ¿Cual es la base bíblica?
    El unicismo predica que Dios No PUEDE reproducirse y por tanto NO PUEDE tener hijo ¿Eso no es contradecir que Dios es Todopoderoso?

    Mi Rpta: Rubén, yo creo que todo eso que escribí ya te está dando respuesta a lo que tu dices. No me hagas volver a repetirlo, mi hermano.

    Ahorita voy a mi trabajo, si te contesto sería hasta en la tarde cuando ya salga de mi trabajo. Pero no tiene caso, porque estaría repitiéndome.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  9. Eliza opina:

    Creo en la Unidad, sin varios elementos no se puede hablar de unidad. La familia es una Unidad. Cristo compara la iglesia como el esposo y la novia. Por lo mismo al unirse se vuelven una sola carne, como lo establece: “Por tanto dejara el hombre a su padre y a su madre y se unira a su mujer y seran una sola carne”. Una familia se compone de muchos miembros, sin embargo es una.

    El movimiento que provocó la independencia de mi país se llamaron “Los Trinitarios” y nuestros adversarios eran mas que nosotros, pero en la unidad está la fuerza.

    Creo que nuestra mente finita no logra entender la grandeza de Dios y buscamos mil manera de quererlo explicar humanamente. Su naturaleza no abarca tiempo ni espacio, ni siquiera la misma muerte lo pudo retener.

    Creo que los 3 estuvieron presentes desde antes del Génesis. Creo en la existencia de Cristo mucho antes de su venida a la tierra. El salmista hace referencia a El en diversos versículos.

    El creer en la Trinidad no nos hace politeístas. Son uno solo, como cuando nos convertimos en una sola carne al unirnos. Si se hizo énfasis en el antiguo testamente “Jehová tu Dios uno es” es porque estabamos al frente de un pueblo rodeado de otros pueblos paganos que estaban propensos al politeísmo.

    No se puede hablar de unidad donde hay solo uno presente.

    Cristo estuvo presente en la creación, por medio de El fueron creadas todas las cosas. El nuevo testamento lo reitera en muchas ocasiones:

    Juan 1:3 Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (Pueden leer el versículo anterior, donde se refiere a Cristo)

    Juan 1:10 En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de El, y el mundo no le conoció.

    Colosenses 1:16 Porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El.

    Hebreos 1:2 en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

    No creo a una doctrina en particular, creo que lo que Dios dejó establecido en su Palabra viva y eficaz.

    Bendiciones!

    [contesta a Eliza]

  10. raul opina:

    Para Rubén:mira ruben tu como que esta escribiendo muchos disparates asi que mi have juuuuummmmm

    [contesta a raul]

  11. Ruben opina:

    Para raul:
    Te invito a compartir tu inmensa sabiduría…

    [contesta a Ruben]

  12. Ruben opina:

    Un chistesito:
    Una hermana le dice al pastor de la iglesia: La Biblia dice que debo de orar sin mi esposo y el pastor le responde: ¿Donde dice eso? y ella le responde: “Orar sin cesar”.

    [contesta a Ruben]

  13. Ruben opina:

    Otro chistesito:
    La maestra de escuela dominical le preguntó a Jaimito, “¿Cómo mató David a Goliat?” “¡Con una moto!” respondió el niño. “¿Cómo que con una moto? ¿Acaso no sabías que era con una honda?” le dijo la maestra. El niño contestó, “¡Ahhh! ¡No sabía que tenía que decir la marca!”

    [contesta a Ruben]

  14. Juan opina:

    Para Ruben: ja,ja,ja. Buena hermano Rubén

    [contesta a Juan]

  15. Juan opina:

    Para Ruben: ¡¡¡¡AMÉN!!! Corto y preciso!!!

    [contesta a Juan]

  16. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Eliza:

    Tu Comentario: Creo que los 3 estuvieron presentes desde antes del Génesis. Creo en la existencia de Cristo mucho antes de su venida a la tierra. El salmista hace referencia a El en diversos versículos.

    Mi Rpta: Te pido de favor que esto que te pongo, lo leas con la Biblia en mano, y así te darás cuenta que tanto mi hermano Mael, mi hermana Rosa Juares y tu servidor no te estamos mintiendo. Gracias a mis padres, Eliza, que desde muy pequeño me enseñaron a decir nada mas que la verdad. Es por eso que en nuestros comentarios escritos, si te fijas, están respaldados por citas bíblicas, que concuerdan con lo que decimos.

    La gran cantidad de profecías mesiánicas cumplidas en Jesús, nos enseñan que Él es el Mesías esperado. Estamos seguros de que Jesús es el Mesías, porque algunas profecías que humanamente hablando no dependían de Él, tales como el lugar exacto de su nacimiento, su genealogía, su nacimiento virginal, la traición que sufrió, su juicio, e incluso la forma de su muerte, se cumplieron con total exactitud. En Jesucristo vemos cumplida toda la Palabra de Dios.

    “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isaías 46:9-10)

    Además, Jesucristo confesó que Él era el Cristo, se adjudicó para sí todas las profecías mesiánicas, y en Él se han cumplido una a una todas esas profecías, y las pocas que aún faltan por cumplirse, también se cumplirán en Él (Mateo 16:15-17, 26:63-64, Lucas 24:25-26, Juan 4:41-42, 10:24-25, 18:37).

    “Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mi en la ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos” (Lucas 24:44).

    EL MESÍAS ES DIOS MANIFESTADO EN CARNE

    Aun cuando el Mesías debía ser un humano, el Antiguo Testamento mencionaba que no se trataba de un ser humano cualquiera, sino de Dios mismo (el Padre de gloria) manifestado en carne. (Para mayor información vea el capítulo 5, La “Teología” Trinitaria Niega el Misterio de la Piedad).

    El Mesías, no es nadie más que el único Dios eterno manifestándose a los hombres. Unos escritores pentecostales apostólicos afirman:

    “El monoteísmo puro profesado por el pueblo judío, tenía dentro de sus creencias, una que se constituía en el pilar de las mismas; la promesa de un Mesías salvador. Esta creencia, a diferencia de lo que muchos piensan, nunca estuvo en oposición ni contradijo la enseñanza monoteísta, pues al estudiar detenidamente la cristología del Antiguo testamento en referencia a la identidad del Mesías, se hace evidente que era Jehová mismo quien vendría como el Mesías a salvar a Israel su pueblo escogido. Él se haría miembro de la raza humana y manifestaría su Nombre redentor (Isaías 33: 22; 40: 3; Isaías 52: 3-10) Una vez manifestado Jesucristo y al inicio de su ministerio, Él se identifica y se apropia de todas las profecías que respecto al Mesías se habían señalado; declarando que es el rey, profeta, salvador y libertador esperado… Entonces es concluyente y consistente en cuanto a la unicidad de Dios; que el pueblo de Israel es el abanderado del monoteísmo bíblico y que la promesa de un Mesías salvador solamente lo confirma y ratifica.”

    En los tiempos antiguos, Dios habló a su pueblo por medio de los profetas, pero en estos últimos tiempos nos ha hablado por el Hijo (Hebreos 1:1-2). El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios (Hebreos 1:3), porque la asombrosa belleza de Dios, junto con todas sus perfecciones, se han hecho visibles únicamente en Cristo. El Hijo es la imagen misma de la sustancia de Dios (Hebreos 1:3) porque el Hijo es Dios Padre manifestado en carne (Juan 14:9). Así, no hay nada en Dios que no esté en Cristo, de manera que quien quiera ver al Padre solo tiene que mirar a Cristo (Juan 10:30). En Hebreos 1:3, la palabra traducida como imagen viene del griego “kharakter” que es un “vocablo que designa la marca grabada que, como en un sello, representa los rasgos distintivos o característicos de algo. Por eso, Cristo es la imagen del Dios invisible (Colosenses 1:15), Dios está completamente revelado en Cristo y por eso en Cristo habita de manera corporal toda la plenitud de Dios (Colosenses 2:9).

    Jesús es Dios manifestado en carne y por tanto es el Mesías, el Cristo. La Biblia dice que Dios no es hombre (Números 23:19) pero sí dice que Dios se manifestó en carne como un hombre, en un momento especifico del tiempo (Gálatas 4:4, 1. Timoteo 3:16). “Manifestado en carne” es mucho más que “habitando la carne”, significa que Jesús es Dios encarnado, que Jesús es Dios por naturaleza, por derecho, por identidad. Jesús es simultáneamente Dios y hombre, Jesucristo es el Dios-hombre. Jesús es más que una apariencia visible de Dios (es más que una teofanía), y es mucho más que Dios dando vida a un cuerpo humano, pues Él es realmente Dios manifestándose como un verdadero ser humano con todo lo que la humanidad incluye, pero sin pecado. El uso de la palabra “corporalmente” en Colosenses 2:9, elimina la idea de que Dios simplemente mora en un recipiente de carne. Si Él no hubiera sido un humano completo, la encarnación no sería genuina y por tanto, no calificaría para ocupar nuestro lugar, pues estaría imposibilitado para realizar la expiación de nuestros pecados. En Cristo, la humanidad y la Deidad se unieron indisolublemente; su humanidad no existe separada de su Deidad, y su Deidad no se reveló totalmente sin su humanidad. Su humanidad, así como su Deidad, eran plenas y completas. Cristo no tiene dos personalidades, pues Él tiene una única personalidad que es la unión perfecta de Deidad y humanidad (Para mayor información sobre el uso del término personalidad, vea el capítulo Seis. Mitos inventados por la “Teología” trinitaria, específicamente la sección “El Error de Llamar a Dios persona o personas”).

    Cuando el Padre fue manifestado en carne como el Cristo, Él se impuso a sí mismo las limitaciones y restricciones humanas. Aun cuando Jesús es el Dios Eterno, Él no persistió en retener todos sus derechos Divinos, sino que se despojó voluntariamente cuando tomó la naturaleza humana y la forma de un siervo. Dios se vació de su grandiosa majestad pero nunca se despojó de su naturaleza Divina. Algunas personas dicen que Dios se volvió hombre, pero esta expresión confunde, pues podría llevar a pensar que dejó de ser Dios y se transformó en un hombre; por eso, lo más correcto es decir que Dios se encarnó o que se manifestó en carne. El hecho de presentarse en medio de la humanidad como un hombre cualquiera, ya era un despojo evidente de su gloria, pues tuvo que nacer, crecer, comer, beber, dormir para reponer energías, etc., tal como cualquier ser humano.

    “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres” (Filipenses 2:5-7).

    La única manera en que Jesús podía ser en forma de Dios y ser igual al Padre, es siendo el Padre mismo, pues Dios no es igual a nadie, y nadie es igual a Él. Nadie puede presentarse en todos los sentidos como Dios, puede ser igual con Dios, o puede tener el completo carácter de Dios, sin ser el único Dios (Isaías 40:25, 46:5). Aun en la lógica formal existe una regla conocida como la ley de la identidad, que explica que un elemento es igual a Él mismo (A = A); eso nos indica que cuando decimos igual, no se requiere que necesariamente estemos hablando de dos o más elementos, sino que con uno solo basta. Como no existen dos seres humanos iguales en todos los sentidos, podemos decir que un ser humano es igual a él mismo; de la misma forma, como no existe sino un solo y único Dios, entonces podemos decir que Dios es igual a Él mismo y que nadie es como Él. Aun los seres humanos cambian con el transcurrir del tiempo y por eso podría decirse que un ser humano hoy, no es igual a él mismo hace diez años atrás, pero Dios es siempre igual a Él mismo, pues Él es inmutable y habita la eternidad (Salmo 102:25-28, Hebreos 13:1). Como el único que es igual a Dios es Dios, entonces si Jesús es igual a Dios es porque Él es el Dios único.

    Dios se despojó a sí mismo para hacerse semejante a los hombres. Él se despojó por su propia iniciativa, de acuerdo al plan eterno que se había propuesto en sí mismo de reunir todas las cosas en Cristo (Efesios 1:9-10). Para hacer esto, Él no tuvo que reunirse con nadie, ni tuvo que consultarlo con nadie sino que lo hizo por su propia voluntad. No existe nadie con mayor dignidad que Dios, y sin embargo no existe nadie que sea más humilde que Él, pues Él decidió rebajarse voluntariamente a nuestra condición humana a fin de proveernos de una salvación muy grande (Hebreos 2:3) a todos los que hemos creído en su precioso y santo nombre. Jesucristo, como el único Dios manifestado en carne, siguió manteniendo todos sus atributos Divinos (eternidad, omnisciencia, omnipresencia, omnipotencia), pero por haberse despojado a sí mismo, porque no hubo nadie que lo despojara, Él mismo tomó la forma de siervo y la condición de hombre, situación que lo llevó a no recibir la adoración que merecía, a recibir humillaciones de parte de su pueblo y de los gentiles, e incluso a pagar el precio de expiación por la culpa de todos nosotros.

    Como podemos apreciar, la salvación es obra del único y poderoso Dios. No obstante, la “teología” trinitaria sostiene que Jesús es la segunda de tres personas divinas llamada “Dios el Hijo” que se encarnó. Veamos la siguiente cita tomada de un prominente escritor trinitario:

    “Dentro de la Trinidad (Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo) se tomó una decisión. Jesús, Dios el Hijo, incorporaría a sí mismo la naturaleza humana que Él mismo había creado. Por la encarnación llegó a ser el Dios hombre. Esto se describe en Juan 1, donde dice que “El Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros”. Y también en Filipenses 2, donde se dice que Cristo Jesús se despojó a sí mismo y se hizo semejante a los hombres”

    Sin embargo, la Biblia no dice nada de una toma de decisiones entre “personas divinas”, lo que es un rotundo politeísmo, sino que enseña que Dios fue manifestado en carne. Jesús no es la encarnación de una “segunda persona” de una trinidad, pero sí es la encarnación de toda la plenitud de Dios. Por eso los Pentecostales Apostólicos del Nombre de Jesús, insistimos en que Dios es uno y que Jesús es ese único Dios.

    Los discípulos lo reconocieron como el único Dios de Israel que fue manifestado en carne y por eso lo llamaron Jesucristo, afirmando que Jesucristo es Señor de todos (Hechos 10:34) y que es nuestro gran Dios y salvador quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. (Tito 2:13-14). Jesucristo es Emanuel que significa Dios con nosotros (Isaías 7:14, Mateo 1:23). Además, es el Dios Admirable, el Consejero, el Dios fuerte, el Padre Eterno, el Príncipe de Paz, que se presentó como un niño, como un hijo, para redimirnos de toda iniquidad (Isaías 9:6-7).

    Como Dios, el Mesías es la raíz (u origen) de Isaí y de David, que se levantará a regir los pueblos y tendrá un reino glorioso (Isaías 11:10, Romanos 5:12, Apocalipsis 22:16). Sin embargo, como hombre, es llamado la vara o retoño de Isaí (Isaías 11:1) y linaje de David (Juan 7:42, Romanos 1:3, 2. Timoteo 2:8, Apocalipsis 22:16).

    La distinción entre la Deidad y la humanidad explica la diferencia en el uso de los títulos Padre e Hijo. Como ya lo hemos dicho, Padre es un titulo que hace referencia a Dios en toda su Deidad, mientras que Hijo es un titulo que hace referencia a la manifestación de Dios en carne (Para mayor información vea el capítulo 5. La “Teología” Trinitaria Niega el Misterio de la Piedad). Un escritor pentecostal apostólico lo explica así:

    “Bíblicamente hablando, el Padre habita en el Hijo y el Hijo habita en el Padre, “…creedme que yo soy (o estoy) en el Padre y el Padre en mí…” (Juan 14.11); también dicen las Escrituras que el que ve al Hijo, ve al que lo envió (Juan 12.45); es decir, ve al Padre no en el Espíritu, pero sí manifestado en carne, “Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

    Por consiguiente, ahora en este tiempo de la gracia de Dios o de la iglesia “…en Él (en el Hijo) habita TODA LA PLENITUD DE LA DIVINIDAD corporalmente…” (Colosenses 2.9), y no en ningún otro, y “…en Él estáis cumplidos…” (Colosenses 2.10), y “…Cristo es el todo y en todos…” (Colosenses 3.11)”

    EL PRINCIPIO DEL MESÍAS

    Como hemos visto, el Mesías debía ser un hombre que gozara de la misma condición inicial que tuvo Adán de ser hijo de Dios (Lucas 3:38). Por eso, a la luz de las Sagradas Escrituras no podemos hablar de un “Hijo Eterno” o de “Dios el Hijo”, que no es más que una fábula inventada por la “teología” trinitaria, sino que debemos hablar es del Hijo de Dios, del Cristo, que es Dios manifestado en carne. No existe ningún “Hijo Eterno”, pero el Dios que se manifestó como Hijo sí es eterno.

    “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” (Miqueas 5:2). Si en verdad ya existía el Hijo Eterno, como lo describe la teología trinitaria, allí lo hubiera dicho el Señor por boca del profeta Miqueas, pero no lo dijo porque aún todavía no existía. Esta fue una profecía que todavía no se cumplia.

    El Hijo existió en la mente de Dios como UN PLAN que Él forjó antes de la fundación del mundo, pero solo se hizo realidad cuando Dios fue manifestado en carne en el vientre de la virgen María. Cuando llegó el tiempo previsto, el Hijo de Dios nació de mujer y nació bajo la ley (Lucas 1:35; Gálatas 4:4). El evangelio de Dios, es el mensaje acerca del Hijo de Dios “nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne” (Romanos 1:3). (Para mayor información vea el capítulo 5, La “Teología” Trinitaria Niega el Misterio de la Piedad).

    Por esa razón, hablar de un “Hijo eterno” sentado antes de su encarnación al lado derecho de otra “persona eterna” es un absurdo, pues no existe ningún “Hijo eterno”. Cuando Jesús dijo:

    “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” (Juan. 17:5).

    Estaba haciendo referencia al plan eterno que Dios se trazó para salvar a la humanidad; estaba haciendo referencia a la presciencia de Dios, pero de ninguna manera estaba expresando que Dios tenga un lado derecho físico.

    EL VARON DE LA DIESTRA DE DIOS

    El Antiguo Testamento llamó al Mesías: el varón de la diestra de Dios, porque por medio de Él, Dios ejecutaría su plan redentor a favor de la humanidad y destruiría el poder del demonio. El término varón, hace referencia a la encarnación.

    “Sea tu mano sobre el varón de tu diestra, Sobre el hijo de hombre que para ti afirmaste.” (Salmo 80:17).

    Jesús es la expresión del poder salvador de Dios

    “mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios” (1. Corintios 1:24)

    Por eso, Él es el varón de la diestra de Dios, el que logró que la diestra de Dios nos diera salvación (Salmo 98:1). No había ningún hombre que pudiera asumir el papel de redentor y por eso Dios mismo se manifestó como un hombre. Cristo es el brazo y la mano derecha de Dios.

    “Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y lo salvó su brazo, y le afirmó su misma justicia.” (Isaías 59:16).

    Así como Dios salvó a Israel de la esclavitud de Egipto con su poderosa diestra (Éxodo 15:6, Salmo 44:3), la poderosa diestra de Dios que es Jesucristo, es nuestra salvación.

    “Mi fortaleza y mi cántico es JAH, Y Él me ha sido por salvación. Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas de los justos; La diestra de Jehová hace proezas. La diestra de Jehová es sublime; La diestra de Jehová hace valentías. No moriré, sino que viviré, Y contaré las obras de JAH.” (Salmo 118:14-17).

    En Isaías 52, Dios promete librar del cautiverio a su pueblo, indicando que en el tiempo de la redención, Él mismo se haría presente y daría a conocer su nombre (Isaías 52:6). Entonces el Mesías traería buenas nuevas, anunciaría la paz, publicaría la salvación y diría en Sion ¡Tu Dios reina! (Isaías 52:7). Un poco más adelante, el Mesías es llamado el brazo de Jehová, por el cual verán la salvación todos los confines de la tierra.

    “Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro.” (Isaías 52:10).

    Dios prometió que todo su poder estaría en Jesucristo (Salmo 45:4, 89:19-21, 89:25). Dios estará a la diestra del Mesías para asegurarle la victoria (Salmo 110:5), porque Él es nuestro Dios y Padre manifestado en carne (Isaías 9:6-7). Nadie más que Jehová podía salvarnos (Oseas 13:4), y por eso a través de su manifestación en carne, el Padre participó como sus hijos de carne y sangre, para proveernos de su hermosa salvación (Sofonías 3:17, Hebreos 2:14-15). Por eso la Biblia dice de Cristo.

    “A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.” (Hechos 5:31).

    EL MESÍAS ES EL SIERVO SUFRIENTE

    Jesucristo como Mesías, debía cumplir el papel de siervo, puesto al servicio de la humanidad, para hacer muchas obras a favor de ellos y para pagar el precio de la salvación. Por eso es llamado mi siervo David (Salmo 89:3, 89:20, Isaías 37:35, Ezequiel 34:23-24, 37:24-25), o simplemente mi siervo (Isaías 42:1, 52:13, 53:11, Zacarías 3:8, Mateo 12:18).

    “Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre Él, Y a los gentiles anunciará juicio.” (Mateo 12:15-18).

    “Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.” (Isaías 53:4-6).

    Pero a pesar de ser el siervo sufriente, Jesús confesó antes de su glorificación que Él se iba a sentar a la diestra de Dios, con lo cual declaraba que Él es Dios y que no hay más Dios que Él. Nadie puede detentar todo el poder y la autoridad de Dios sino Dios mismo. Jesús nunca dijo que Él se iba a sentar a la derecha física de otra supuesta persona que era tan Dios como Él, sino que Él se iba a sentar en el único trono sobre el cual se sienta el único Dios.

    ”Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado” (Apocalipsis 4:2).

    Durante el juicio de Jesús, Él mantuvo silencio mientras hablaron los testigos falsos, pero el sumo sacerdote Caifás se incomodó por su silencio y lo sometió a juramento así: “Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios” (Mateo 26:63). Jesucristo les respondió “Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.” (Mateo 26:64, Marcos 14:62, Lucas 22:69). Sin pensarlo dos veces, lo condenaron a muerte sin siquiera reflexionar si su declaración era veraz, pues inmediatamente lo acusaron de blasfemia.

    “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” (Filipenses 2:8).

    Es interesante ver el énfasis que esta cita hace a la muerte que sufrió Jesucristo en su condición de hombre, pues como Dios, Jesús no puede morir porque es Eterno; pero en su función como Hijo de Dios, es decir como un verdadero hombre, Él sufrió la muerte en rescate por todos nosotros. Así, cuando la Biblia dice que Cristo murió, se refiere a la muerte de la manifestación humana, pues la Deidad no puede morir. En este texto es fundamental distinguir entre la Deidad trascendente y eterna, de la Deidad manifestada en carne como el hombre Cristo Jesús.

    Para Jesús, la muerte fue una gran humillación, pero esta humillación fue aun mayor pues se trató de una muerte de cruz. La muerte de cruz era una de las ejecuciones más crueles, pues el condenado debía ser azotado de una manera horrible antes de morir, y luego debía llevar la cruz o el madero transversal, desde el punto donde había sido sometido a la flagelación hasta el lugar de la ejecución. Un escritor lo explica de la siguiente manera:

    “solo con la ayuda de su extraordinario poder celestial (v. Lc. 22:43, He. 9:14), pudo Jesús vencer la repugnancia que la naturaleza humana tiene hacia una muerte tan cruel y dolorosa. Pensar que, por ser el Hijo de Dios, tal tormento fue más llevadero para Él que para otros hombres, es puro y grosero monofisismo. Precisamente por ser el Hijo de Dios, su psicología humana percibía mejor que la de cualquier otro ser humano la suma fealdad del pecado, la suma santidad de Dios, el sumo horror de verse cargado con el pecado de la humanidad al ser totalmente inocente y lo extremo de aquellos inimaginables tormentos de su agonía, de su proceso y de su crucifixión, sufridos en una naturaleza humana que, precisamente por ser sin pecado, era más sensible que ninguna otra a los estímulos físicos que producen el dolor… lo sufrió todo, y lo sufrió sin impedir en lo mínimo los tremendos dolores, a fin de que su sacrificio fuese tan cruento como lo exigía la sustitución que llevaba a cabo por el pecado de nosotros, los miserables pecadores.”

    Él fue crucificado un día de pascua y murió entre las dos tardes, que era la hora novena de los judíos y para nosotros es las tres de la tarde (Mateo 27:46, Marcos 15:34, Lucas 23:44-46). Esa era la hora en la que se daba muerte a los corderos de pascua (Éxodo 12:6, Levítico 23:5, Números 9:2-5, 9:11) por lo que se ratificó que Cristo es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29, 1:36).

    “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por Él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.” (Romanos 5:8-10)

    Así, la Biblia nos enseña que el único Dios se despojó a si mismo tomando la condición de un siervo sufriente y en esa condición pagó el precio de rescate por todos nosotros. Sin embargo, la “teología” trinitaria ha dicho que el supuesto “Dios el Hijo” estuvo muerto durante tres días, situación que contradice la Escritura y es del todo ridícula, pues eso nos muestra que la trinidad miente al hablarnos de un “Hijo eterno”, pues si es eterno ¿Como pudo morir?

    LA RESURRECCION DEL MESÍAS

    El Señor Jesucristo “fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación” (Romanos 4:25). Debido a que Cristo resucitó de los muertos, “ya no muere; la muerte no se enseñorea mas de Él” (Romanos 6:7). Los ángeles dijeron a las mujeres que fueron a visitar la tumba “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, sino que ha resucitado” (Lucas 24:5-6).

    El Primer Adán fue coronado de gloria y de honra, fue hecho para que no muriera y toda la creación fue puesta debajo de sus pies (Salmo 8:4-9), pero el pecado trajo como resultado su muerte y esa muerte pasó a todos los hombres por cuanto todos pecaron (Romanos 5:12, 6:23). Así, esa gloria y honra se convirtió en deshonra y todos los hombres hemos heredado de Adán esa imagen de deshonra (1. Corintios 15:49). Nuestro Señor Jesucristo apareció como el segundo Adán (1. Corintios 15:45), como aquel que vino a restituir esa corona de gloria y de honra que el hombre perdió (Hebreos 2:9). Por medio de la resurrección, Jesucristo obtuvo un cuerpo glorioso y recuperó ese estado que Adán perdió el día que pecó (Filipenses 3:20-21). “Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.” (1. Corintios 15:21-22).

    Jesús dijo que Moisés mismo creyó en la resurrección, pues Dios es Dios de vivos y no de muertos (Mateo 22:31-32, Lucas 20:37-40). Moisés y los profetas anunciaron que Cristo había de padecer y ser el primero de la resurrección de los muertos (Hechos 26:22-23). Jesús prometió que iba a resucitar (Mateo 16:21, Marcos 8:31, 9:9-10), y afirmó que iba a cumplir la señal del profeta Jonás de permanecer tres días y tres noches en el corazón de la tierra (Mateo 12:39-40, 16:4). David profetizó que el alma de Cristo no sería dejada en el Seol, ni tampoco su cuerpo iba a sufrir corrupción; pues sin duda alguna, el cuerpo de Cristo se hubiera deteriorado de no ser por el milagro de la resurrección (Salmo 16:10, Hechos 2:29-32, Hechos 13:34-37). Precisamente, por su resurrección es que podemos predicar que por medio de Él hay perdón de pecados y que en Él es justificado todo aquel que cree (Hechos 13:38-39). Por eso es que predicamos que el bautismo en el nombre de Jesús nos salva, porque Jesucristo resucitó (1. Pedro 3:21) y que el Plan de salvación resumido en Hechos 2:38 está vigente para nosotros el día de hoy. (Para mayor información acerca del bautismo, vea el capítulo 4. Mateo 28:19 y el Bautismo en el Nombre de Jesús).

    Cristo fue el primer hombre que resucitó para no volver a morir (1. Corintios 15:20), y de la misma manera, todos los que hemos creído en Cristo, heredaremos esa imagen de gloria y de honra que Jesucristo obtuvo por medio de su resurrección (1. Corintios 15:49, Filipenses 3:20-21). Por eso, Jesucristo dijo, que el que resucite en justicia ya no puede morir por ser hijo de la resurrección (Lucas 20:36). Nosotros tenemos una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos, y esa esperanza viva tiene valor porque Cristo resucitó de los muertos (1. Pedro 1:3-5).

    La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios y por eso debemos ser transformados en un cuerpo incorruptible (1. Corintios 15:50). Así como una semilla debe ser sembrada para que de ella brote una planta que tiene una forma totalmente distinta a la semilla que fue enterrada, así los hombres muertos resucitarán con un cuerpo totalmente diferente al cuerpo con el que fueron enterrados (1. Corintios 15:37-38). El cuerpo que fue sepultado no es el cuerpo con el que nos levantaremos. Tenemos un cuerpo corruptible que será transformado en un cuerpo incorruptible, tenemos un cuerpo deshonrado que será transformado en un cuerpo glorioso, tenemos un cuerpo débil que será transformado en un cuerpo de poder, tenemos un cuerpo animal que será transformado en un cuerpo espiritual (1. Corintios 15:42-44), tenemos un cuerpo mortal que será transformado en un cuerpo inmortal (1. Corintios 15:53). Aun no se ha manifestado lo que hemos de ser pero sabemos que cuando Él se manifieste seremos semejantes a Él (1. Juan 3:2).

    Jesucristo no resucitó como un espíritu, sino que tenía un verdadero cuerpo glorioso (Lucas 24:39-40). Con ese cuerpo glorioso comió (Lucas 24:41-42, Juan 21:12-13) y comerá la pascua del Nuevo Pacto en el Reino de Dios (Lucas 22:16). Cuando Adán tuvo su cuerpo de gloria, tuvo también la facultad de comer de todo árbol del Edén (Génesis 2:16). Así, cuando nosotros resucitemos, podremos comer del árbol de la vida (Apocalipsis 2:7, 22:2, 22:14). Además, cuando Jesucristo obtuvo su cuerpo glorioso, también pudo gozar de facultades excepcionales, tales como la de aparecer dentro de recintos que estaban completamente cerrados (Juan 20:19), y que solo pudieran identificarlo si Él así lo quería (comparar Lucas 24:15-16 con Lucas 24:31).

    Cuando resucitó, el Señor permaneció durante algunos días dando instrucciones a sus discípulos. Luego, reunido con sus discípulos en el monte de los Olivos (Hechos 1:12) fue alzado al cielo y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos (Lucas 24:50-52, Hechos 1:9). El evangelista Marcos escribe, “y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios” (Marcos 16:19), y Pablo escribe que por su resurrección, fue declarado Hijo de Dios con plenos poderes (Romanos 1:4).

    Así, Jesucristo se sentó a la diestra de Dios, solo después de su resurrección y de su ascenso al cielo. En este orden de ideas, la declaración trinitaria de un “Hijo Eterno” que dejó de sentarse a la diestra de “una primera persona” únicamente durante el tiempo de su encarnación, carece de toda validez bíblica.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  17. mael opina:

    para Eliza
    a todo esto , de que iglesia eres? porque el ser trinitario tiene muchas ramales , unos son catolicos , de donde salio esta doctrina y muchos la han adoptado por eso se identifican como protestantes de los cuales hay metodistas , sabatistas pentecostales etc etc

    [contesta a mael]

  18. mael opina:

    parece que cuando se encuentran encerrados algunos de nuestros debatientes en este asunto cada quien saca su conclusion sin ponerse a analizar las citas biblicas, he inclusive refutarlas con un estudio biblico, solo lo que hacen es poner otra cita en relacion de lo que creen ,no dando continuidad al debate, por ahi vemos el caballito de pelea que siempre ponen para sostenerse ,aunque ya se les haiga explicado,(¿porque en su tiempo no continuaron?)seria bueno que pusieran otro ,o den continuidad

    muchos ponen siempre este :
    Yo de DIOS he salido…..

    [contesta a mael]

  19. Ruben opina:

    Para mael:
    Como ya lo dije, Salvador pone un rollazo, pero cuando yo quiero subir un comentario más desarrollado, razonado y con datos históricos, se borra, no me acepta la página, por lo tanto, en este foro me limito a subir algo muy corto que si me acepta. Tal vez será por algunas palabras que uso o no se cual será el problema.
    El Señor dice: Juan 8:42
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.

    Las explicaciones que dan, son en base a textos bíblicos sacados de contexto y con datos históricos escritos por apologistas del unicismo, eso no se puede tomar en cuenta. Los invito a sustentar el unicismo de forma más inteligente.

    Yo prefiero creerle al Señor antes que a los unicistas.

    [contesta a Ruben]

  20. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Ruben:
    Tu Comentario: Las explicaciones que dan, son en base a textos bíblicos sacados de contexto y con datos históricos escritos por apologistas del unicismo, eso no se puede tomar en cuenta. Los invito a sustentar el unicismo de forma más inteligente.

    Yo prefiero creerle al Señor antes que a los unicistas.

    Y también dijiste: El unicismo predica que Dios necesitó disfrazarse de hombre para presentarse a la humanidad ¿Eso no es limitarlo y contradecir la biblia?.

    Mi Rpta: Si te fijas bien lo que haz escrito que Dios necesitó disfrazarse de hombre para presentarse a la humanidad, y en una forma descarada haces la pregunta: ¿Y eso no es limitarlo?

    Eso no es limitarlo, mi hermano, al contrario los quienes lo limitan es la “teología” trinitaria (ustedes) quienes niegan la omnipresencia de Dios y lo limitan, al expresar que Él tiene un lado derecho físico.

    El “Padre” del que nos habla la “teología” trinitaria es muy limitado, pues solo hasta donde llega su lado izquierdo y su lado derecho es hasta donde llega su dios. Para poder llenar ese vacío, tiene que aparecer otra persona sentada al lado derecho físico de aquella primera persona, y ni aun así basta, pues esta segunda persona es tan limitada como la primera.

    Así, ellos creen que uno puede pararse al lado del Padre celestial, mientras que la Biblia enseña que a Él no lo pueden contener ni los cielos de los cielos. La única forma en la que podremos ver al Padre y en la que podemos conocerle, es a través de su manifestación en carne.

    No hay caso que siga escribiendo, si no entiendes esto, no creo que vas a entender si te sigo escribiendo lo que ya escribí. En otras palabras, no quiero parecer disco rayado, ¿me entiendes?

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  21. mael opina:

    para ruben tu comentario:

    Ruben opina:
    13 April, 2012 a las 5:20
    Para mael:

    Parece que tu hermenéutica te enseña que la biblia “no dice lo que dice”, bueno pues, respeto tu posición, pero yo sigo creyendo en lo que dice el Señor al entendimiento humano y en lenguaje humano:

    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.

    ese es tu caballito de pelea, pero dices que cree en lo que el Señor dice
    yo pongo otro
    DIOS HA SIDO MANIFESTADO EN CARNE ….
    DIOS HA SIDO MANIFESTADO EN CARNE ….
    DIOS HA SIDO MANIFESTADO EN CARNE ….
    la palabra manifestar signfica : darse a conocer de cierta manera, poner al descubierto.¿porque no crees lo que Dios dice ?y no es texto sacado de contexto, tu dices que denosotros pensar en que Dios se disfrazo, pero nunca hemos dicho esto sino que es una manifestacion EL HIJO DE DIOS
    vamos a ver ke dices

    [contesta a mael]

  22. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Ruben:
    Tu Comenario: “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.
    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”.

    Mi Rpta: Esas son expresiones figuradas del papel o rol de Hijo que Él mismo vino a cumplir mientras estuvo como Dios manifestado en la carne. Si te fijas bien, mi hermano Rubén en esas palabras. Él (Hijo) dijo: “…Porque yo de Dios he salido….” Y no: “……Porque Yo de mi Padre he salido…..” que es muy distinto. Si en verdad fuese la segunda persona, como ustedes lo describen, hubiera dicho “porque Yo de mi Padre he salido.”

    Es igual cuando la Biblia habla del Hijo sentado a la diestra de Dios (la Biblia nunca dice a la diestra del Padre), siempre lo hace en relación con el reinado mesiánico, pero nunca en relación con personas eternas.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  23. Ruben opina:

    Para Salvador Torres:
    Como digo, cada corriente religiosa interpreta los textos según su parecer. Pues aunque diga mi Padre, ya le buscan otra interpretación, de tal manera que siempre ajustan los textos según lo que ustedes quieren entender.
    El texto expuesto “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ”, trata de un dialogo entre El Señor y los judíos, mas adelante dice: Y a mí porque digo la verdad, no me creen… …Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es: MI PADRE es el que me glorifica, el que vosotros dicen es mi Dios”.
    Ahí tienes la expresión que buscas, MI PADRE, esta en el mismo libro, en el mismo capítulo y en el mismo dialogo.

    “…Porque yo de Dios he salido, y he venido; porque NO HE VENIDO DE MI MISMO, sino que EL ME ENVIÓ… …Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es: MI PADRE es el que me glorifica, el que vosotros dicen es mi Dios”.

    [contesta a Ruben]

  24. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Ruben:
    Tu Comentario: cada corriente religiosa interpreta los textos según su parecer. Pues aunque diga mi Padre, ya le buscan otra interpretación, de tal manera que siempre ajustan los textos según lo que ustedes quieren entender.

    Mi Rpta: Rubén, tu estás como el rey Agripa cuando le dijo a Pablo: “Por poco me convences a ser Cristiano.” (Hechos 26:28). Pero así sucede con otros que también dice la Biblia que no creerán a la Palabra. Ya se te explicó sobre el Espiritu Santo, la supuesta tercera persona, comprobando con base bíblicas que no hay un tercio de personas en la Divinidad. Ya se te dijo bíblicamente que en la 1 Tim. 3:16 dice las Sagradas Escrituras que DIOS FUE MANIFESTADO EN CARNE, y no que el HIJO DE DIOS SE HAYA MANIFESTADO EN CARNE, como ustedes como trinitarios lo han dicho; inclusive hasta nos han dicho que nosotros los Unicistas limitamos a Dios, y ya te expliqué con base bíblica que son ustedes los Trinitarios quienes lo limitan. A eso le llamo terquedad de tu parte y no que buscamos otras interpretaciones para ajustar los textos. Si así fuese, ya se hubiera descubierto con la Biblia en mano, pero veo que ha sido todo a lo contrario.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  25. Eliza opina:

    Para Mael:

    Nací en un hogar cristiano. Mis padres toda la vida han pertenecido a la Iglesia de Dios (llámese pentecostáles, evangélicos, protestantes).

    Hace un tiempo decidí integrarme a la Iglesia Apostólica Monte de Dios. Ha sido una gran bendición para mí y los míos. Las razones, son personales, nada de división ni disgusto, pero esto no viene al caso. incluso, de la que provengo tengo personas que mas que hermanos son amigos y suelo visitar la iglesia para compartir con ellos la Palabra. Guardo buena relación con toda la congregación y Dios sabe que me llevó años tomar dicha decisión.

    He aquí el link de donde pertenezco en este momento: http://iglesiamontededios.org.do/site/index.php
    (Sin fines propagandista ni de contención)

    Bendiciones!

    [contesta a Eliza]

  26. Salvador Torres opina:

    Moisés opina:

    15-06-2012 a las 3:09
    Pero sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad (Miq. 5:2). Cómo que no existía Cristo el Señor.
    ¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío….. (Hab. 1:12). Cómo que no existía cristo el Señor.

    Sin Cristo, la creación entera no existiría pues él es antes de toda creación; todo fue hecho por medio de él y para él pues así agradó a Dios Padre. Cuando la biblia nos muestra pasajes similares a éste demostrando la preexistencia de Cristo, nosotros debemos creer por medio de la fe que lo que dice la Palabra de Dios así es; para qué pretender encontrar la naturaleza de lo que Dios el Padre hace si no nos corresponde averiguarlo. Lo digo porque hay algunos que aseguran diciendo lo siguiente: “De modo que antes que María concibiera por el Espíritu Santo, el Hijo EXISTIA SOLO EN LA MENTE Y EN EL PLAN DIVINO DE DIOS”. Tremenda cosa dice pues yo no encuentro algún texto bíblico que lo confirme.
    En Ecl. 3:11 nos dice claramente la Palabra de Dios que todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fín.

    Además, los que creen y aseguran que Cristo empezó a existir cuando fue concebido por María; es decir, hace aproximadamente 2000 años; se les olvida y no toman en cuenta que la creación entera ya estaba hecha, y precisamente por Cristo el Señor y desde la antiguedad.
    Isaías 48 nos dice.-
    13 Mi mano fundó también la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo; al llamarlos yo, comparecieron juntamente.
    16 Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu.
    Cómo que no existía Cristo el Señor.

    [contesta a Moisés]

    Mi Rpta: Este es el foro correcto donde deben aparecer estos comentarios y tú lo pusiste en otro foro que no le corresponde. No quiero de nuevo ser amonestado, sin ser mi culpa.

    Bueno, en relación a lo que dices, ya lo haz dicho miles de veces, y miles de veces te he contestado. No tiene caso que volvamos a lo mismo. Simplemente, ya se te ha confirmado con bases bíblicas, apoyando lo dicho por nosotros los unicistas, y todavía vuelves a decir lo mismo.

    Te pido de verdad, que lee tu biblia, y después de que te hayas enterado bien de sus escritos, entonces podemos seguir con este debate.

    Mira, si bajare todos mis comentarios que les he contestado, te darías cuenta que esos comentarios que acabas de poner, ya se discutió una y otras veces. De modo que no tiene caso. Si quieres saber la respuesta, date a la tarea de buscarlo, sin tener que volvernos a repetir.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  27. Salvador Torres opina:

    De parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Moisés.
    Tu Comentario: Sin Cristo, la creación entera no existiría pues él es antes de toda creación; todo fue hecho por medio de él y para él pues así agradó a Dios Padre. Cuando la biblia nos muestra pasajes similares a éste demostrando la preexistencia de Cristo, nosotros debemos creer por medio de la fe que lo que dice la Palabra de Dios así es

    Mi Rpta: Vamos por partes para ver si así entiendes.
    Primero tú dijiste: “Sin Cristo, la creación entera no existiría pues él es antes de toda creación.”

    Mi Rpta: Yo estoy totalmente de acuerdo que sin Cristo, la creación entera no estuviera. Yo no he dicho a lo contrario.

    Tu También Dijiste: todo fue hecho por medio de él y para él pues así agradó a Dios Padre.

    Mi Rpta: El único texto que dice es: “Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” (Juan 1:3). Pues NO DICE: “Pues así agradó a Dios Padre.” De modo que no seas un mentiroso, mi hermano.
    Y Finalmente dijiste: “Cuando la biblia nos muestra pasajes similares a éste demostrando la preexistencia de Cristo.”

    Mi Rpta: Pues no nos haz demostrado NADA. ¿Cuáles pasajes similares te estás refiriendo?

    Si sigo con lo que escribiste, voy a salir de aquí un demente. NADIE, y estoy hablando de NADIE, ha podido explicar la TRINIDAD. Entender la Trinidad siempre ha sido condenado a que sea incapaz de explicarse.

    La Biblia declara, y muy bien que lo declara: “…las cosas invisibles de El, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que no tienen excusa” (Rom. 1:20). Pero las analogías comparando el mundo físico y el reino espiritual son válidas solo si no contradicen la Palabra plena de las Santas Escrituras.

    Estudia, mi hermano Moisés. Ese es mi consejo.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  28. mensajeromiguel opina:

    Para Salvador Torres: primero que nada hola mi hermano saludos a donde quiera que te encuentres, y con respecto a tu pregunta, a Lo que se le llama santicima trinidad en la que fue mi religion catolica, y talbes en algunas otras que no conosco, es dios padre, hijo, y espiritu santo, donde yo nunca estube de acuerdo, porque tres personas distintas y un solo dios verdadero, fijate bien
    cuando se escrivio la ley de moises, ley que no podia ser cambiada ni siquiera una j, reynava dios padre cuando vino jesus
    decian que dios hijo, en ese entonces canviaron algunas cosas, pero cuando yo empece a conocer la religion beia muchas injusticias dentro de las iglecias por donde yo vagava muchos niños no teniamos nada, nada y sin embargo nunca nos tendieron la mano pero yo iva de ves en cuando porque me aterrava irme al infierno un dia vi que no me decian la verdad, porque en ese entonces yo nunca escuche ablar de otra persona mas, la biblia era sagrada y nadie que no fuera sacerdote podia tocarla, asi que segui con mi soledad bagando por el mundo, siendo un niño solo dios me acompañava porque cuando me complicava las cosas siempre pedia yo a dios, por logica
    si el iso la vida y todas las maravillas que en ese tiempo existian, porque tenia yo que pedirle a alguien mas, (me entiendes) pero a hora que paso el tiempo y se que dios me dejo porque tenia un plan para mi,

    te puedo decir que es hermoso, no lo meresco pero con humildad lo acepto, con todo mi corazon, y asi aparecio la tercera persona,

    daniel 12:1, Asi se acompletan (tres personas distintas) pero hay un solo (dios verdadero) JEHOVA DIOS REY DE LOS EJERCITOS,

    JEHOVA DIOS ES UN ESPIRITU DE AMOR

    asi que quien espere a jesucristo se va a quedar esperando

    RECONOSCANLO COMO EL UNICO DIOS Y SALVADOR,

    A JEHOVA DIOS DE LOS EJERCITOS AMEN, GLORIA A TI MI DIOS

    [contesta a mensajeromiguel]

  29. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Ruben: Si me permites Rubén, quisiera dar mi comentario concerniente a lo que le contestaste a mi Hno. Mael en esa fecha de 2-20-2012 siendo las 5:26 p.m. y no puedo dejarlo pasar por alto, ya que no me había fijado en ello.

    Tu dijiste: En cuanto a si María es la Madre de Dios, es tu asunto mi hermano, si así quieres creerlo que le vamos hacer. Pero no eches la culpa a otros.

    Dios creo al ser humano y María es humana ¿Entonces cómo se te ocurre que María es Madre de Dios?. Tu enredo se debe a que no estudias nada sobre la Trinidad de Dios, yo en cambio he estudiado bastante sobre unicismo.

    Mi Rpta: Vamos a ver si en verdad haz estudiado bastante sobre el Unicismo. Nosotros como unicistas, nunca hemos dicho que María es o fue la madre de Dios. Es muy posible que hayas malentendido los escritos de mi hermano Mael.

    Quiero que entiendan, ustedes que creen en la Trinidad de personas y no de Manifestaciones del Mismo Dios, que ya les hemos explicado una y varias veces que nosotros no creemos en el Hijo-Eterno. Se dieron bases bíblicas para apoyar nuestra creencia.

    Tu dijiste en tus escritos que Dios necesitó disfrazarse de hombre para presentarse a la humanidad, y en una forma descarada hiciste la pregunta: ¿Y eso no es limitarlo?
    Yo te respondí, si aún recuerdas: “Eso no es limitarlo, mi hermano, al contrario los quienes lo limitan es la “teología” trinitaria, quienes niegan la omnipresencia de Dios y lo limitan, al expresar que Él tiene un lado derecho físico.

    El “Padre” del que nos habla la “teología” trinitaria es muy limitado, pues sólo hasta donde llega su lado izquierdo y su lado derecho es hasta donde llega su dios. Para poder llenar ese vacío, tiene que aparecer otra persona sentada al lado derecho físico de aquella primera persona, y ni aún así basta, pues esta segunda persona es tan limitada como la primera.

    Así que, ellos creen que uno puede pararse al lado del Padre Celestial, mientras que la Biblia enseña que a Él no lo pueden contener ni los cielos de los cielos. La única forma en la que podremos ver al Padre y en la que podemos conocerle, es a través de su manifestación en carne. La Biblia nos dice en la 2 Crónicas 6:18 : “Mas ¿es verdad que Dios ha de habitar con el hombre en la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no pueden contenerte; ¿cuánto menos esta casa que he edificado?

    Tu Dijiste: El fin de la venida del hijo de Dios fue que debía equilibrarse la balanza. Si Dios condenó a la humanidad por el pecado de un solo hombre, entonces un solo hombre también debía cumplir toda la voluntad de Dios. A fin de que si por un hombre fue condenado la humanidad, por un hombre también la humanidad alcanzara la salvación. Así la balanza queda equilibrado.

    Ahora si como dices, Dios padre mismo se convirtió en Hijo, entonces donde quedó el Universo mientras Dios Padre estaba en condición humana? Porque la biblia claramente dice que él se despojo de su condición divina, no dice que siguió siendo Dios disfrazado de humano:
    “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Filipenses 2:6-8

    Mi Rpta: En esta sola sección, voy a dividirla en parte, para no mezclar una cosa de la otra. Primero dijiste de la balanza que debería ser equilibrada, ¿correcto? Hasta allí estamos bien. Dijiste: “Si Dios condenó a la humanidad por el pecado de un solo hombre, entonces un solo hombre también debía cumplir la voluntad de Dios.”

    Es muy correcto, lo que dijiste. ¿Por qué crees que Dios no acudió a los ángeles? Y ¿A cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí Hijo. (Hebreos 1:5). Y así lo hizo el Dios Todopoderoso. No necesitó de la ayuda de NADIE.

    Jesús es Dios manifestado en carne y por tanto es el Mesías, el Cristo. La Biblia dice que Dios no es hombre (Números 23:19) pero sí dice que Dios se manifestó en carne como un hombre, en un momento especifico del tiempo (Gálatas 4:4, 1. Timoteo 3:16). “Manifestado en carne” es mucho más que “habitando la carne”, significa que Jesús es Dios encarnado, que Jesús es Dios por naturaleza, por derecho, por identidad. Jesús es simultáneamente Dios y hombre, Jesucristo es el Dios-hombre. Jesús es más que una apariencia visible de Dios (es más que una teofanía), y es mucho más que Dios dando vida a un cuerpo humano, pues Él es realmente Dios manifestándose como un verdadero ser humano con todo lo que la humanidad incluye, pero sin pecado. El uso de la palabra “corporalmente” en Colosenses 2:9, elimina la idea de que Dios simplemente mora en un recipiente de carne. Si Él no hubiera sido un humano completo, la encarnación no sería genuina y por tanto, no calificaría para ocupar nuestro lugar, pues estaría imposibilitado para realizar la expiación de nuestros pecados.

    En Cristo, la humanidad y la Deidad se unieron indisolublemente; su humanidad no existe separada de su Deidad, y su Deidad no se reveló totalmente sin su humanidad. Su humanidad, así como su Deidad, eran plenas y completas. Cristo no tiene dos personalidades, pues Él tiene una única personalidad que es la unión perfecta de Deidad y humanidad.

    Cuando el Padre fue manifestado en carne como el Cristo, Él se impuso a sí mismo las limitaciones y restricciones humanas. Aun cuando Jesús es el Dios Eterno, Él no persistió en retener todos sus derechos Divinos, sino que se despojó voluntariamente cuando tomó la naturaleza humana y la forma de un siervo. Dios se vació de su grandiosa majestad pero nunca se despojó de su naturaleza Divina. Algunas personas dicen que Dios se volvió hombre, pero esta expresión confunde, pues podría llevar a pensar que dejó de ser Dios y se transformó en un hombre; por eso, lo más correcto es decir que Dios se encarnó o que se manifestó en carne. El hecho de presentarse en medio de la humanidad como un hombre cualquiera, ya era un despojo evidente de su gloria, pues tuvo que nacer, crecer, comer, beber, dormir para reponer energías, etc., tal como cualquier ser humano.

    “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres” (Filipenses 2:5-7).

    La única manera en que Jesús podía ser en forma de Dios y ser igual al Padre, es siendo el Padre mismo, pues Dios no es igual a nadie, y nadie es igual a Él. Nadie puede presentarse en todos los sentidos como Dios, puede ser igual con Dios, o puede tener el completo carácter de Dios, sin ser el único Dios (Isaías 40:25, 46:5). Aun en la lógica formal existe una regla conocida como la ley de la identidad, que explica que un elemento es igual a Él mismo (A = A); eso nos indica que cuando decimos igual, no se requiere que necesariamente estemos hablando de dos o más elementos, sino que con uno solo basta. Como no existen dos seres humanos iguales en todos los sentidos, podemos decir que un ser humano es igual a él mismo; de la misma forma, como no existe sino un solo y único Dios, entonces podemos decir que Dios es igual a Él mismo y que nadie es como Él. Aun los seres humanos cambian con el transcurrir del tiempo y por eso podría decirse que un ser humano hoy, no es igual a él mismo hace diez años atrás, pero Dios es siempre igual a Él mismo, pues Él es inmutable y habita la eternidad (Salmo 102:25-28, Hebreos 13:1). Como el único que es igual a Dios es Dios, entonces si Jesús es igual a Dios es porque Él es el Dios único.

    Dios se despojó a sí mismo para hacerse semejante a los hombres. Él se despojó por su propia iniciativa, de acuerdo al plan eterno que se había propuesto en sí mismo de reunir todas las cosas en Cristo (Efesios 1:9-10). Para hacer esto, ÉL NO TUVO QUE REUNIRSE CON NADIE, NI TUVO QUE CONSULTARLO CON NADIE, SINO QUE LO HIZO POR SU PROPIA VOLUNMTAD. No existe nadie con mayor dignidad que Dios, y sin embargo no existe nadie que sea más humilde que Él, pues Él decidió rebajarse voluntariamente a nuestra condición humana a fin de proveernos de una salvación muy grande (Hebreos 2:3) a todos los que hemos creído en su precioso y santo nombre. Jesucristo, como el único Dios manifestado en carne, siguió manteniendo todos sus atributos Divinos (eternidad, omnisciencia, omnipresencia, omnipotencia), pero por haberse despojado a sí mismo, porque no hubo nadie que lo despojara, Él mismo tomó la forma de siervo y la condición de hombre, situación que lo llevó a no recibir la adoración que merecía, a recibir humillaciones de parte de su pueblo y de los gentiles, e incluso a pagar el precio de expiación por la culpa de todos nosotros.

    Como podemos apreciar, la salvación es obra del único y poderoso Dios. No obstante, la “teología” trinitaria sostiene que Jesús es la segunda de tres personas divinas llamada “Dios el Hijo” que se encarnó. Veamos la siguiente cita tomada de un prominente escritor trinitario:
    “Dentro de la Trinidad (Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo) se tomó una decisión. Jesús, Dios el Hijo, incorporaría a sí mismo la naturaleza humana que Él mismo había creado. Por la encarnación llegó a ser el Dios hombre. Esto se describe en Juan 1, donde dice que “El Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros”. Y también en Filipenses 2, donde se dice que Cristo Jesús se despojó a sí mismo y se hizo semejante a los hombres”

    Sin embargo, la Biblia no dice nada de una toma de decisiones entre “personas divinas”, lo que es un rotundo politeísmo, sino que enseña que Dios fue manifestado en carne. Jesús no es la encarnación de una “segunda persona” de una trinidad, pero sí es la encarnación de toda la plenitud de Dios. Por eso los Pentecostales Apostólicos del Nombre de Jesús, insistimos en que Dios es uno y que Jesús es ese único Dios.

    Los discípulos lo reconocieron como el único Dios de Israel que fue manifestado en carne y por eso lo llamaron Jesucristo, afirmando que Jesucristo es Señor de todos (Hechos 10:34) y que es nuestro gran Dios y salvador quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. (Tito 2:13-14). Jesucristo es Emanuel que significa Dios con nosotros (Isaías 7:14, Mateo 1:23). Además, es el Dios Admirable, el Consejero, el Dios fuerte, el Padre Eterno, el Príncipe de Paz, que se presentó como un niño, como un hijo, para redimirnos de toda iniquidad (Isaías 9:6-7).

    Como Dios, el Mesías es la raíz (u origen) de Isaí y de David, que se levantará a regir los pueblos y tendrá un reino glorioso (Isaías 11:10, Romanos 5:12, Apocalipsis 22:16). Sin embargo, como hombre, es llamado la vara o retoño de Isaí (Isaías 11:1) y linaje de David (Juan 7:42, Romanos 1:3, 2. Timoteo 2:8, Apocalipsis 22:16).

    La distinción entre la Deidad y la humanidad explica la diferencia en el uso de los títulos Padre e Hijo. Como ya lo hemos dicho, Padre es un titulo que hace referencia a Dios en toda su Deidad, mientras que Hijo es un titulo que hace referencia a la manifestación de Dios en carne. Un escritor pentecostal apostólico lo explica así:

    “Bíblicamente hablando, el Padre habita en el Hijo y el Hijo habita en el Padre, “…creedme que yo soy (o estoy) en el Padre y el Padre en mí…” (Juan 14.11); también dicen las Escrituras que el que ve al Hijo, ve al que lo envió (Juan 12.45); es decir, ve al Padre no en el Espíritu, pero sí manifestado en carne, “Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

    Por consiguiente, ahora en este tiempo de la gracia de Dios o de la iglesia “…en Él (en el Hijo) habita TODA LA PLENITUD DE LA DIVINIDAD corporalmente…” (Colosenses 2.9), y no en ningún otro, y “…en Él estáis cumpletos…” (Colosenses 2.10), y “…Cristo es el todo y en todos…” (Colosenses 3.11)”

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  30. mael opina:

    saludos nataniel: excelente comentario, lastima que no continuen, hasta ver la verdad

    [contesta a mael]

  31. Salvador Torres opina:

    Para mael: Mi hermano, escribeme a: nathanielmendoza131@ymail.com
    Este es mi nuevo correo. Perdí todos los e-mails (correos) porque mi correo antiguo, alguien quiso destruirme, y ese alguien fue alguien del estado de Oregon en USA de acuerdo al informe que recibí. De modo que no tengo el tuyo, el de Rubén, y el de Rosa Juares.
    Les pido de favor que me escriban a este nuevo correo para así tener sus correos. Gracias

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  32. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Todos Aquellos que les interese:

    Mis amados hermanos, esto fue lo que encontré en la Bibliopteca del Condado, y deseo compartirlo con ustedes ya que muchos de ustedes no creen ni tienen el deseo de ir a visitar su Biblioteca y leer los libros más antiguos sobre el Bautismo en Agua. Lo va a sorprender, pero antes de que usted lo haga, lea Gálatas 1:6-9 para que esté más informado de lo que voy a poner, con el permiso de “tubiblia.”

    El llamado bautismo en la trinidad, o en la llamada fórmula bautismal trinitaria, es el resultado de la tergiversación de la doctrina bíblica. La Biblia por ninguna parte habla sobre el nombre de una tal trinidad, y si se estudia a Mateo 28:19 sin desligarlo de todo el contexto bíblico que nos habla sobre el bautismo en agua, solo podemos concluir que el nombre singular al que se refiere Mateo 28:19 es el nombre de Jesús, porque Jesús es el nombre que está sobre cualquier otro nombre.

    A medida que la doctrina trinitaria se fue desarrollando, se vio atacada también la enseñanza bíblica relacionada con el bautismo. Con la tergiversación del monoteísmo cristiano debido a la negación de la plena Deidad de Cristo [por parte del dogma de la trinidad], también se suplantó el verdadero plan de salvación.

    La fórmula bautismal en el nombre de Jesús fue dominante dentro de la cristiandad hasta finales del siglo tercero, cuando fue siendo reemplazada por la fórmula trinitaria (que se basa en una errónea interpretación del texto de Mateo 28:19) en la que se ignora la invocación del nombre de Jesús y se hace énfasis en la invocación verbal “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. La fórmula trinitaria se ha utilizado como un medio para justificar la doctrina antibíblica de la trinidad.

    La falsa cristiandad que se desarrolló con el transcurrir de los siglos, se apartó de la fórmula bautismal original, pero durante todos los siglos, siempre ha habido cristianos verdaderos que se han adherido a la creencia en Jesús como el único Dios que fue manifestado en carne y en el bautismo en su nombre. El testimonio de la Biblia nos muestra de manera fiel, que los apóstoles y la Iglesia Primitiva hacían tanto énfasis en el bautismo en el nombre de Jesús, que todos los que deseemos ser bíblicos y fieles al modelo apostólico, debemos ser bautizados en el nombre de Jesús para el perdón de nuestros pecados. La tradición nunca debe reemplazar la enseñanza clara de la Escritura, por tanto negar la fórmula bíblica por aceptar una impuesta por la tradición, significa desobediencia y rebelión contra Dios.

    Son muchas las referencias que hacen alusión a que el bautismo original, es decir el que practicó la Iglesia Primitiva, fue administrado en el Nombre de Jesús y además que el bautismo en los títulos fue utilizado hasta muchísimos años después, a raíz de la invención de la doctrina de la trinidad. Veamos algunas:

    “Teólogos e historiadores de la Iglesia reconocen que el Libro de Los Hechos da la fórmula bautismal de la Iglesia Primitiva.”

    “ENCICLOPEDIA BÍBLICA: Es natural concluir que el bautismo administrado en los primeros tiempos, era “en el nombre de Jesucristo” o “en el nombre de Jesús”. Esta opinión es confirmada por el hecho de que las fórmulas de confesión bautismal más antiguas parecen haber sido simples -no triple-, como fue aceptado después.”

    “NUEVA ENCICLOPEDIA, CONOZCA DE RELIGIÓN: El Nuevo Testamento registra solo un bautismo, en el Nombre de Jesús… el cual se mantuvo incluso durante los siglos II y III.”

    “ENCICLOPEDIA BÍBLICA INTERNACIONAL ESTÁNDAR: …en el Libro de los Hechos o en las epístolas de los apóstoles no existe evidencia de la fórmula trinitaria”

    “DICCIONARIO HASTING DE LA BIBLIA: …una explicación pudiera ser que la forma original de las palabras fueron: ” en el nombre de Jesucristo” o “en el nombre de Jesús”. El bautismo en el nombre de la trinidad fue una evolución posterior.”

    “DICCIONARIO INTÉRPRETE DE LA BIBLIA: La evidencia de Hechos 2:38; 10:48 (cf. 8:16; 19:5), está soportada por Gálatas 3:27, Romanos 6:3, y sugieren que ese era el bautismo administrado por el Cristianismo Primitivo, no en el nombre triple, sino ‘en el nombre de Jesucristo’ o ‘en el nombre del Señor Jesús’.”

    “ENCICLOPEDIA DE RELIGIÓN Y ÉTICA: La fórmula usada en el bautismo fue “en el nombre del Señor”, u otra frase similar, no hay evidencia del uso del nombre trino… La fórmula más temprana, representada en los Hechos, fue simple inmersión… en agua, el uso del nombre del Señor y la imposición de manos.”

    “HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA: Esto se ve en la fórmula bautismal trinitaria que estaba desplazando al antiguo bautismo en el nombre de Cristo. En el Nuevo Testamento no se menciona el bautismo en el nombre de la Trinidad, a no ser en el mandamiento atribuido a Cristo en Mateo 28:19; los dirigentes cristianos del siglo III, mantenían el reconocimiento de la fórmula primitiva, y por lo menos en Roma, el bautismo en el nombre de Cristo era considerado válido aunque irregular ciertamente desde el tiempo del Obispo Esteban. (254-257 d.c.)”

    “La fórmula bautismal trinitaria…fue desplazando el más antiguo bautismo, en el nombre del Señor”

    “DICCIONARIO DE LA BIBLIA POR SCRIBNERS: La forma original de las palabras fueron ‘en el nombre de Jesucristo’ o ‘Señor Jesús’. El bautismo en la trinidad fue desarrollado más tarde”

    “ENCICLOPEDIA BRITÁNICA: La fórmula trinitaria, y la triple inmersión, no fue usada uniformemente desde el principio”… El Bautismo en el Nombre del Señor, fue la fórmula normal, en el Nuevo Testamento. En el siglo III el bautismo en el nombre de Cristo, estaba tan extendido, que el Papa Esteban, en oposición a Cipriano de Cartago, lo declaró valido”

    “En las antiguas fuentes, fue establecido que la fórmula del bautismo es en el nombre de Jesucristo.”

    “La fórmula bautismal fue cambiada del nombre de Jesucristo a las palabras Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la Iglesia Católica en el siglo II”

    “ENCICLOPEDIA CANNES: La iglesia primitiva, siempre bautizó en el nombre de Jesús, hasta el desarrollo de la doctrina de la Trinidad en el siglo II… Las personas eran bautizadas al principio en el Nombre de Jesucristo… o en el nombre del Señor Jesús… Después, con el desarrollo de la doctrina de la trinidad, comenzaron a bautizarse en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.”

    “ENCICLOPEDIA HASTINGS: Cada uno era bautizado en el nombre de Jesús viniendo esto a ser su personal propietario… El bautismo cristiano fue administrado usando las palabras: en el nombre de Jesús. El bautismo fue siempre en el nombre de Jesús, hasta el tiempo de Justino Mártir (167 d.c.) cuando se usó la fórmula trinitaria.”

    “MANUAL DE LAS DOCTRINAS: El bautismo era comúnmente administrado en el nombre de Cristo.”

    “COMENTARIO DE LA SAGRADA BIBLIA: Sabelio (Obispo del tercer siglo), discute que todos los bautismos realizados en el Nuevo Testamento son en el nombre de Jesús.”

    “HISTORIA DEL PENSAMIENTO CRISTIANO: Al principio, el bautismo fue administrado en el nombre de Jesús, pero gradualmente comenzó a usarse el nombre del Dios trino: Padre, Hijo, y Espíritu Santo”

    “El siguiente es un registro fiel de un bautismo que tuvo lugar en Roma en al año 100 D.C. y que se reprodujo en la Revista Time, el 5 de diciembre de 1955:
    “El diacono levantó su mano, y Publio Decio caminó a través de la puerta del baptisterio. Marcos Vasca quien lo iba a bautizar, estaba de pie en la piscina y con el agua hasta su cintura. Publio se acercó a él. Marcos estaba sonriendo al igual que Publio quien ya se encontraba a su lado allí en la piscina. ‘¿Crees?’, le pregunto Marcos. ‘Creo’, respondió Publio. ‘Yo creo que mi salvación viene de Jesús el Cristo, que fue crucificado bajo Poncio Pilato; con Él yo moriré y con Él yo puedo tener Vida Eterna’. Publio sintió como aquellos brazos… lo sumergieron en la piscina, y oyó a Marcos expresar en su oído, ‘yo te bautizo en el Nombre del Señor Jesús’. En seguida el agua fue cerrada encima de él.”

    Históricamente hablando, la primera mención aparente a la fórmula bautismal triple, se dio en la primera apología de Justino Mártir (Ver más sobre Justino en el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria). Incluso muchos trinitarios se escudan en esa cita para afirmar que la Iglesia Antigua se bautizaba en la fórmula triple:

    “Son traídos (hablando de los nuevos conversos) a un lugar donde hay agua, y reciben de nosotros el bautismo (lavamiento) de agua, en el nombre de Dios, del Padre y del Señor de todo el universo, y de nuestro salvador Jesucristo, y del Espíritu Santo… pueden obtener en el agua el perdón de los pecados cometidos anteriormente… pero nadie puede pronunciar el nombre del Dios inefable; y si cualquiera se atreve a decir que hay un nombre, delira con locura desesperada”

    Esta cita no sirve de mucho consuelo para los trinitarios por varias razones: (1) La solida evidencia bíblica enseña que la fórmula utilizada por la Iglesia Primitiva fue en el nombre de Jesús y ningún libro tiene más autoridad para un cristiano que la misma Biblia, (2) Justino no menciona exactamente la tradicional fórmula trinitaria ni utiliza el término “Hijo”, sino que hace mención a “nuestro salvador Jesucristo” conservando en realidad el nombre de Jesús en referencia a la fórmula bautismal original, (3) en el tiempo de Justino Mártir, aun no se había inventado la doctrina de la trinidad, por lo cual esa fórmula usada por Justino es más bien una fórmula intermedia entre la fórmula original y la fórmula trinitaria, (4) Justino Mártir perteneció a los apologistas griegos que se caracterizaron por negar la Deidad de Jesucristo presentándolo como alguien subordinado a un Dios mayor a quien llamaban el Padre (Ver más sobre los apologistas griegos en el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria), (5) Es probable que Justino, junto con aquellos que compartieron su doctrina, hayan sido renuentes a bautizarse en el nombre de Jesús solamente, para dar paso a una nueva fórmula bautismal ideada por ellos, situación que en vez de llevarnos a apoyarlo, nos debe llevar más bien a cuidarnos de seguir las doctrinas y los mandamientos de los hombres en lugar de la Palabra de Dios, (6) Justino afirma que la humanidad no tiene ningún nombre para referirse al único Dios, al que (según él) solo podemos referirnos usando el titulo de Padre, con lo que demuestra su incredulidad a la profecía de Isaías 52:6, pero mejor aún, hace claridad de que el título de Padre no es ningún nombre, y (7) por último, es interesante ver como algunos trinitarios citan a Justino, pero no pueden aceptar [como él si lo aceptaba] que el bautismo sea un requisito necesario para nuestra salvación.

    Otros trinitarios citan a menudo otra fuente antigua para justificar su adherencia a la fórmula triple. Veamos la siguiente cita de una reconocida escritora trinitaria:

    “Un libro muy antiguo llamado La enseñanza de los apóstoles (Didaché) dice: “Ahora concerniente al bautismo, bautizad de esta manera: después de dar enseñanza en primer lugar de todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Dice también: “El obispo o presbítero debe bautizar de esta manera, conforme a lo que nos mandó el Señor, diciendo: Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”

    Respecto a esta cita tomada del Didaché, podemos afirmar que: (1) Es increíble ver como los trinitarios confían tanto en escrituras extrabíblicas como el Didaché y no pueden confiar en lo que enseña la propia Escritura con relación al bautismo. (2) La copia en idioma griego más antigua que se conoce del Didaché data del año 1056 d.C. y la copia más antigua en latín es del siglo decimo, sin embargo entre las copias existentes se presentan marcadas variaciones textuales. Es evidente que los cristianos de los primeros siglos no consideraron importante al Didaché, pues no tuvieron suficiente cuidado en su preservación. Debido a la ausencia de otras copias, no se puede asegurar que el texto sea confiable, pues no se escapa que con el paso del tiempo, el texto haya sido intervenido con doctrinas católico romanas. (3) Aun cuando el Didaché reclama ser la enseñanza de los doce apóstoles, es evidente que el Didaché no fue escrito por ellos pues de otra forma habría hecho parte del canon. Incluso no fue escrito en el primer siglo, sino que probablemente data del segundo siglo. La autoría de ese documento es engañosa lo que hace que su contenido pierda credibilidad. Así no es una fuente confiable de la Iglesia Primitiva. (4) El Didaché imparte otras enseñanzas extrabíblicas con relación al bautismo, como por ejemplo que el candidato al bautismo debe ayunar uno o dos días antes de su bautismo, que en lo posible se debe usar agua fría, que es preferible ser bautizado en una corriente de agua, y que si es imposible que la persona se sumerja totalmente, entonces se le debe verter agua en tres tiempos. (5) El Didaché también hace referencia al bautismo en el nombre de Jesús solamente, pues afirma que nadie puede tomar la Santa Cena a menos que haya sido bautizado en el nombre del Señor y hace claridad que a quien se refiere como Señor, es a Jesús.

    Con Tertuliano encontramos otra practica extrabíblica relacionada con el bautismo (Ver más sobre Tertuliano en el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria). Él es el primer escritor en relacionar el bautismo de manera directa con la trinidad. Tertuliano enseñó que el aspirante al bautismo, debía sumergirse tres veces en el agua para de esa manera honrar a la trinidad, invocando en cada oportunidad a cada una de las “tres personas”. Es evidente que Tertuliano y Orígenes (Ver más sobre Orígenes en el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria) omitieron el nombre de Jesús en el bautismo.

    En la época del emperador Constantino, se practicó la postergación del bautismo todo lo posible hasta un momento justo antes de morir. Esta costumbre surgió en el afán de lograr la salvación a pesar de vivir toda la vida en pecado. El propio Constantino “retardó su bautismo hasta poco antes de su muerte con la idea prevalente en su tiempo de que el bautismo lavaba todos los pecados cometidos previamente” Incluso algunos escritores afirman que cuando su cuerpo tocó el agua, él ya estaba muerto.

    A finales del siglo cuarto, se desarrolló la doctrina del bautismo infantil. “Agustín sentó las bases de la liturgia del sacramento del bautismo administrado a los recién nacidos. Según él, las personas nacen con inclinación hacia el pecado ya que, como descendientes de Adán y Eva, comparten el pecado original.” (Ver más sobre Agustín en el capítulo 3. La Tradición y la Filosofía en el Desarrollo de la “Doctrina” Trinitaria). Sin embargo, la Biblia no registra ningún ejemplo del bautismo infantil. El bautismo no debe ser administrado a niños, ya que para ser bautizado se necesita en primera instancia que la persona que se vaya a bautizar haya creído y se haya arrepentido. El bautismo demanda una buena conciencia (1 Pedro 3:21), e implica una gran responsabilidad para con Dios, y un niño no goza de esas facultades.

    La costumbre de derramar y de rociar agua en lugar de sumergir, fue promovida por las prácticas extrabíblicas de bautizar a los niños, del bautismo triple y de la postergación del bautismo hasta el lecho de muerte. Así, la gente que inventó la trinidad, es también culpable de suplantar el verdadero plan de salvación neotestamentario (Hechos 2:38). En los tiempos modernos, se ha desarrollado dentro del trinitarismo protestante una nueva doctrina para justificar su renuencia al bautismo en el nombre de Jesús, y es la negación de la necesidad del bautismo dentro del plan de salvación.

    Tristemente los trinitarios niegan el nombre de Jesús, al desobedecer la doctrina de los apóstoles y aun el mismo mandamiento del Señor en el bautismo. La Iglesia apostólica siempre invocó el nombre de Jesús al momento del bautismo tal y como nos lo muestra el apóstol Jacobo.

    “¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?” (Santiago 2:7)

    Curiosamente La Biblia Amplificada, un trabajo (en idioma inglés) elaborado por académicos trinitarios, añade un corchete aclaratorio al versículo de Santiago 2:7 que dice:

    “¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros [el nombre de Cristo invocado en el bautismo]? (Santiago 2:7)

    Cuando la doctrina trinitaria menosprecia el nombre de Jesús en el bautismo, también está negando la enseñanza del mismo Señor Jesucristo y por lo tanto esta enseñando un evangelio diferente. La Palabra de Dios enseña que solo los que han creído en el nombre de Jesús son a los que Dios ha constituido como hijos suyos. Hay un concepto generalizado de que todos los hombres son hijos de Dios, pero la Biblia enseña que solo los que han recibido a Dios y creen en su nombre, esos son los que verdaderamente son hijos de Dios.

    “Aquella Luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Más a todos los que le recibieron a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” (Juan 1:9-12)

    Ninguno de los creyentes de la Iglesia Apostólica fue bautizado en los tres títulos, pues todos fueron bautizados en el nombre de Jesús. Aun cuando toda la enseñanza relativa al bautismo cristiano gira en torno a Jesucristo, los trinitarios de manera arbitraria, haciendo interpretaciones indoctas e ignorando de manera voluntaria la evidencia abrumadora suministrada por la Santa Escritura, se aferran tenazmente a un versículo y pasan por alto todo lo demás, pues para ellos lo más importante es buscar lo que esté en sintonía con su idea preconcebida de las tres personas, así el resto quede desconectado. El dogma trinitario le resta la importancia al nombre de Jesús, desmintiendo la gran verdad de que debemos ser bautizados en su nombre santo. Con mucha razón los trinitarios han utilizado el término “Solo Jesús” para denominar al Movimiento Pentecostal de la Unicidad o Movimiento Apostólico del Nombre de Jesús, pues en todos los momentos y en toda situación tenemos muy presente lo que dice la Palabra.

    “Todo lo que hagáis sea de palabra o de hecho, hacedlo en el nombre del Señor Jesús…” (Colosenses 3:17)

    Aun cuando a muchos les moleste que prediquemos que el bautismo bíblico es en el nombre de Jesús, y que la verdadera Iglesia se bautiza en el nombre de Jesús, tenemos que hacer lo que dice la Palabra.

    “Sin embargo, para que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen de aquí en adelante a hombre alguno en ese nombre. Y llamándoles les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de hacer lo que hemos visto y oído.” (Hechos 4:17-20).

    Hay ya depende de ustedes. El Señor mismo dijo: “A los cielos y la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros que os he puesto delante la VIDA o LA MUERTE, la bendición y la maldición: escoge pues la VIDA….. (Deut. 30:19).

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  33. Salvador Torres opina:

    Con el permiso de la Hna. Rosa Juarez
    Rosa Juarez opina:
    01-07-2012 a las 23:12
    Para Soldado de un Ejèrcito Celestial:
    [respondiendo al mensaje] jejejejeje. permitanme que tome tiempo para una sonrisa, y hacerte ver tu gran orror de interpretar las escrituras, eres tan falso en todo lo que dices y afirmas tal como tu doctrina de hacer divisiones en Dios… en una, ni estoy con dolor ni menos con amargura… aclarando tu comentario mal intencionado, por que? te dire por que! …. por que se en dode esta el origen de mi paz. tu no sales de tus mismo versiculos, realmente es una pena que no sepas disertar, te hice una pregunta importante y lo unico que has hecho es contradecir y juzgarme? acaso me conoces? para que afirmes que siento dolor? y que tengo raices de amargura? no sera al reves de ver que no sabes como explicar, tu mismo dices que son verdades escriturales. entonces dime en que parte de la escritura dice que Dios es divisible, que El es tres personas, y un Dios veradaero si puedes contar ya veras lo que suma tu cuenta….
    tres personas y Dios verdadero suman cuatro! y Dios dice asi
    Dejenme presentar defensa de la esperanza puesta en nosotros.
    Si Dios Dice que el es uno! Uno, uno. UNO, uNO Uno, UnO .
    POR QUE TU INSISTES QUE SON TRES? NO AS SABIDO COMO PRESENTAR DEFENSA DE TU “verdad” conoces la biblia? yo se que si! entonces a que le alegas están escritos estos versos si o no?
    Oseas13;4 No conocerás otro Dios mas que a mi!
    Isaias 44;6 Asi dice Yahweh rey de israel y su redentor Yahweh de los ejercitos, Yo primero y Yo postrero y fuera de mi no hay Dios.
    lo dicen los profetas, no lo digo yo. ahora te voy a preguntar es Jesus Dios, si o no! para que recibamos su Redencion? quien redime? segun Isaias y quien elprimero y el ultimo?
    contestame?
    [contesta a Rosa Juarez]

    [contesta a Salvador Torres]

  34. mensajeromiguel opina:

    Para Salvador Torres:
    [respondiendo al mensaje] HERMANO DIOS NO ES HOMBRE,

    JEHOVA DIOS, ES EL ESPIRITU SANTO, QUE SE REVELA AL HOMBRE, PARA PODER CONTACTAR A LOS DEMAS HERMAN@S, EL DICE QUE CUANDO LO ACEPTEMOS COMO UNICO DIOS Y SALVADOR, PODRAN CONTACTAR CON EL,
    SOLO HASTA ENTONCES ABREMOS BUELTO A NACER,

    NO UVO, NI HAY, NI HABRA HOMBRE EN LA TIERRA QUE SE PUEDA COMPARAR, CON JEHOVA DIOS, (DIOS ES UNICO)
    GENESIS 1:2 Y LA TIERRA ESTABA DESORDENADA Y VACIA, Y LAS TINIEBLAS ESTABAN SOBRE LA FAZ DEL ABISMO,
    (Y EL ESPIRITU DE DIOS SE MOVIA SOBRE LA FAZ DE LAS AGUAS.)

    PS “NUEVAMENTE”, DIOS CREO LA VIDA Y TODAS LAS MARAVILLAS QUE NOS DIO, POR LO TANTO LES DIGO (SOLO HAY UN DIOS Y NUESTRO UNICO SALVADOR),, Y SI NO LO CREEN COMO SE PUEDEN ESPLICAR QUE APARESCA COMO UN RELAMPAGO DEL ORIENTE AL PONIENTE, EN UNA NUVE AL MISMO TIEMPO, ES EL ESPIRITU DE DIOS, UNA LUZ QUE NOS INVADIRA DESDE EL CENTRO DE LA GALAXIA ENTONCES LOS QUE CREAMOS EN DIOS TENDREMOS OTRO NIVEL DE ENTENDIMIETO SERES DE PAZ, SERES DE LUZ, SERES DE AMOR.

    [contesta a mensajeromiguel]

  35. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para mensajeromiguel:
    Tu Comentario: HERMANO DIOS NO ES HOMBRE, JEHOVA DIOS, ES EL ESPIRITU SANTO, QUE SE REVELA AL HOMBRE, PARA PODER CONTACTAR A LOS DEMAS HERMAN@S, EL DICE QUE CUANDO LO ACEPTEMOS COMO UNICO DIOS Y SALVADOR, PODRAN CONTACTAR CON EL,
    SOLO HASTA ENTONCES ABREMOS BUELTO A NACER,

    NO UVO, NI HAY, NI HABRA HOMBRE EN LA TIERRA QUE SE PUEDA COMPARAR, CON JEHOVA DIOS, (DIOS ES UNICO)

    Mi Rpta: Yo creo que no haz leído lo anterior que tanto la Hna. Rosa Juarez, mi Hno. Mael y tu servidor hemos escrito, y con bases bíblicas. ¿Porque entonces dice la Biblia que se despojó a sí Mismo? ¿Sabes lo que eso significa? ¿Sabes porque se despojó a sí Mismo? Porque no hubo otro mayor que lo despojara.

    En Filipenses 2, verso 6 en adelante, podemos percibir la actitud de “suma humildad”, que Cristo adoptó para venir a la tierra: “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,” “sino que se despojó a Sí Mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres.”

    La palabra despojar, o anonadar, del griego “keno”, significa hcerse nada, es decir, que Jesucristo, aunque era Dios, no demandó ni Se aferró a la Majestad que era, y Se despojó, Se anonadó….¿qué es lo que Se anonadó?…..La forma de Dios…..¿en donde?, allá en el cielo…¿cuándo? Cuando Dios Mismo se manifestó EN CARNE para venir a la tierra, la forma de Dios allá en el cielo se anonadó, se hizo nada…..¿para qué? Para venir a la tierra, en Su MANIFESTACION TERRENAL, despojándose de Su gran poder y gloria, tomando forma de esclavo al nacer como hombre.

    Además dice que “Se despojó a Sí Mismo”, porque nadie más lo despojó, o lo humilló, sino que Él lo hizo a Sí Mismo, porque no hay otro Dios sino Él Mismo.
    Y continúa diciendo: “Y hallado en la CONDICION DE HOMBRE, Se humilló a Sí Mismo, hecho obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

    Y tú me dices: HERMANO ¡DIOS NO ES HOMBRE! JEHOVA DIOS, ES EL ESPIRITU SANTO, QUE SE REVELA AL HOMBRE.
    Al decir lo que dijiste, aunque ya te puse las bases bíblicas que dicen todo a lo contrario, entonces digo: ¿quién fué el quien se despojó?
    Por favor mi hermano, ¿tú también limitas a Dios? Él (Dios) no necesitó de NADIE!

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  36. Moisés opina:

    Más bien Cristo se despojó a sí mismo de su forma de Dios, unción que recibió de su Dios y Padre el día que fue ungido por ÉL. (Heb. 1:8-9)

    [contesta a Moisés]

  37. Rosa Juarez opina:

    Podrias explicar donde dice que Cristo se despojo de su forma de Dios! en donde has encontrado que Cristo estaba con Dios en el principio de la fundacion del mundo? pues para comenzar el empezo a ser llamado el Cristo despues que fuera crucificado, antes de esto se le ha llamado Yahwsuah amachi-ach, en donde te has sacado que el ya pre-existia haber vuelve a explicar y con mucho gusto te contesto. en donde fue que le ungio como un Dios mas? aya en el cielo o aqui en la tierra? espero tu respuesta?

    [contesta a Rosa Juarez]

  38. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Rosa Juarez: Muy buena respuesta mi hermana. Yo no le contesté porque NO TIENE SENTIDO.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  39. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Moisés:
    Tu Comentario: Más bien Cristo se despojó a sí mismo de su forma de Dios, unción que recibió de su Dios y Padre el día que fue ungido por ÉL. (Heb. 1:8-9).

    Mi Rpta: Aun cuando el Mesías debía ser un humano, el Antiguo Testamento mencionaba que no se trataba de un ser humano cualquiera, sino de Dios mismo (el Padre de gloria) manifestado en carne.

    El Mesías, no es nadie más que el único Dios eterno manifestándose a los hombres.

    “El monoteísmo puro profesado por el pueblo judío, tenía dentro de sus creencias, una que se constituía en el pilar de las mismas; la promesa de un Mesías salvador. Esta creencia, a diferencia de lo que muchos piensan, nunca estuvo en oposición ni contradijo la enseñanza monoteísta, pues al estudiar detenidamente la cristología del Antiguo testamento en referencia a la identidad del Mesías, se hace evidente que era Jehová mismo quien vendría como el Mesías a salvar a Israel su pueblo escogido. (Isaias 52:6).

    Él se haría miembro de la raza humana y manifestaría su Nombre redentor (Isaías 33: 22; 40: 3) Una vez manifestado Jesucristo y al inicio de su ministerio, Él se identifica y se apropia de todas las profecías que respecto al Mesías se habían señalado; declarando que es el rey, profeta, salvador y libertador esperado… Entonces es concluyente y consistente en cuanto a la unicidad de Dios; que el pueblo de Israel es el abanderado del monoteísmo bíblico y que la promesa de un Mesías salvador solamente lo confirma y ratifica.”

    En los tiempos antiguos, Dios habló a su pueblo por medio de los profetas, pero en estos últimos tiempos nos ha hablado por el Hijo (Hebreos 1:1-2). El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios (Hebreos 1:3), porque la asombrosa belleza de Dios, junto con todas sus perfecciones, se han hecho visibles únicamente en Cristo. El Hijo es la imagen misma de la sustancia de Dios (Hebreos 1:3) porque el Hijo es Dios Padre manifestado en carne (Juan 14:9). Así, que no hay nada en Dios que no esté en Cristo, de manera que quien quiera ver al Padre solo tiene que mirar a Cristo (Juan 10:30). En Hebreos 1:3, la palabra traducida como imagen viene del griego “kharakter” que es un “vocablo que designa la marca grabada que, como en un sello, representa los rasgos distintivos o característicos de algo. Por eso, Cristo es la imagen del Dios invisible (Colosenses 1:15).

    Dios está completamente revelado en Cristo y por eso en Cristo habita de manera corporal toda la plenitud de Dios (Colosenses 2:9).

    Jesús es Dios manifestado en carne y por tanto es el Mesías, el Cristo. La Biblia dice que Dios NO ES HOMBRE (Números 23:19) PERO SI DICE QUE DIOS SE MANIFESTO EN CARNE como un hombre, en un momento especifico del tiempo (Gálatas 4:4, 1. Timoteo 3:16).

    “Manifestado en carne” es mucho más que “habitando la carne”, significa que Jesús es Dios encarnado, que Jesús es Dios por naturaleza, por derecho, por identidad. Jesús es simultáneamente Dios y hombre, Jesucristo es el Dios-hombre. Jesús es más que una apariencia visible de Dios (es más que una teofanía), y es mucho más que Dios dando vida a un cuerpo humano, pues Él es realmente Dios manifestándose como un verdadero ser humano con todo lo que la humanidad incluye, pero sin pecado.

    El uso de la palabra “corporalmente” en Colosenses 2:9, elimina la idea de que Dios simplemente mora en un recipiente de carne. Si Él no hubiera sido un humano completo, la encarnación no sería genuina y por tanto, no calificaría para ocupar nuestro lugar, pues estaría imposibilitado para realizar la expiación de nuestros pecados.

    En Cristo, la humanidad y la Deidad se unieron indisolublemente; su humanidad no existe separada de su Deidad, y su Deidad no se reveló totalmente sin su humanidad. Su humanidad, así como su Deidad, eran plenas y completas. Cristo no tiene dos personalidades, pues Él tiene una única personalidad que es la unión perfecta de Deidad y humanidad.

    Espero que esto te haga ENTENDER mi hermano Moisés. Gracias.

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  40. mensajeromiguel opina:

    Para Salvador Torres:
    [respondiendo al mensaje] nimodo hermano, todo parece que esperaras asta el juicio final, PORQUE USTED SE APEGA A LA LEY Y SE OLVIDO DE LA FE.

    MIRE LOQUE DICE
    ROMANOS 9:30 QUE PUES, DIREMOS? QUE LOS GENTILES, QUE NO IVAN TRAS LA JUSTICIA, HAN ALCANSADO LA JUSTICIA, ES DECIR, QUE LA JUSTICIA QUE ES POR FE;

    31 MAS ISRAEL, QUE IBA TRAS UNA LEY DE JUSTICIA, NO LA ALCANZO.

    32 PORQUE? PORQUE IBAN TRAS ELLA NO POR FE, SINO COMO POR OBRAS DE LA LEY, PUES TROPEZARON EN LA PIEDRA DE TROPIEZO,

    [contesta a mensajeromiguel]

  41. Rosa Juarez opina:

    Para mensajeromiguel:
    [respondiendo al mensaje] parece que no has comprendido nada de lo que hno Salvador y Natjaniel han explicado al foro para comprendas deberia ir y leer despacio y con biblia en mano compara si es cierto Dios te bendiga.

    [contesta a Rosa Juarez]

  42. Salvador Torres opina:

    Por parte de Nathaniel D. Mendoza
    Para Juan:
    Tu Comentario: Pero qué necios son estos unitarios y que aburrido tratarlos. Se creen tener y ser dueños de todo misterio de la Biblia. Son soberbios les cae bien Romanos 1:21,22

    Mi Rpta: Por lo que dices, me acuerdo de muchos de ustedes que se aferran a que no van a conocer la realidad del Dios Todopoderoso hasta no llegar allá con el Señor. Y siguen diciendo (los que creen en la Trinidad) que ES UN MISTERIO, y NADIE SABE. Lo digo porque lo he leido y escuchado por parte de ustedes.

    Y ahora dices: “Se creen tener y ser dueños de todo misterio de la Biblia.” ¿Pues no crees tú que ese misterio ya ha sido revelado? No lo afirmó el apostol Juan cuando dijo: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, Y NOS HA DADO ENTENDIMIENTO PARA CONOCER AL QUE ES VERDADERO; Y ESTAMOS EN EL VERDADERO, EN SU HIJO JESUCRISTO. ESTE ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA. (1 Juan 5:20).

    ¿Mintió Juan al decir que nos ha dado el ENTENDIMIENTO? Y tú dices ¿que nos creemos ser dueños de misterio?
    ¿No dice la Biblia que sus ovejas lo conocen y Él conoce a sus ovejas? El misterio no ha sido revelado a aquellos que no han querido aceptar por lo que Él es. Siempre llevarán consigo ese velo en sus ojos, y mientras no lo acepten como el único Dios verdadero, permanecerán con esa venda en sus ojos. Es por eso que Pablo le dijo a Timoteo: E indiscutiblemente GRANDE ES EL MISTERIO de la Piedad: DIOS FUE MANIFESTADO EN CARNE, justificado en el Espiritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria. (1 Timoteo 3:16). De modo que el grande misterio de la piedad es que DIOS fue MANIFESTADO en la Carne.

    Ya para concluir: La Palabra de Dios (Biblia) enseña que solo los que han creído en el nombre de Jesús son a los que Dios ha constituido como hijos suyos. Hay un concepto generalizado de que todos los hombres son hijos de Dios, pero la Biblia enseña que solo los que han recibido a Dios y creen en su nombre, esos son los que verdaderamente son hijos de Dios.
    ¿No deseas ser tú uno de ellos?

    Bendiciones

    [contesta a Salvador Torres]

  43. Rosa Juarez opina:

    Para Salvador Torres:
    [respondiendo al mensaje]
    amen Nathaniel y Salvador Torres.

    Para Juan SALUD Juan, Por que no creo que seas hermano, tu caracter se parece a mi abuelito alcoholico, asi, soy yo y asi me voy a morir…… esas eran sus palabras…….. y asi se murio…. sin entender nada de la misericordia del Altisimo Dios. sabes que lo siento no por ti… si no por los que se reunen con uds. queriendo entender las escrituras. los nuevos solo en la gran misericordia de Dios comprenderan y entenderan. que bueno siento en mi corazon que Dios me a dado hermanos como Salvador Torres, Mael, Nathaniel,mis pastores y la gran hermosa congregacion donde Dios me a puesto y a todos mis hermanos que creen como yo y entienden como yo, sin que les hayamos explicado nosotros, muchos han comprendido lo escrito, estoy empesando a entender lo que dice en lo escrito. a los que llamo ha estos tambien predestino…… bueno te lo dejo de tarea para que lo busques y comentes. ojala no sea muy tarde para tu vida. PONTE A CUENTAS CON DIOS EL DESEA QUE SEAS SALVO.

    [contesta a Rosa Juarez]

  44. Rosa Juarez opina:

    Para Juan:
    [respondiendo al mensaje] A TI TE CAE BIEN QUE TE ARREPIENTAS! Y PIDAS PERDON AL FORO POR TU POCISION DE INSENSATEZ RECUERDA LO ESCRITO

    ERES CULPABLE DE JUICIO! NADIE QUE ENTIENDA LAS ESCRITURAS LLAMA NECIO A NINGUNO QUE HA CREIDO EN JESUCRISTO!
    SI INSISTIMOS EN DECLARAR LA ESCRITURA ESO ES NECEDAD PARA TI?

    QUE TUS SENTIDOS ESTEN TAN EMBOTADOS DE MALDAD QUE NO PUEDAS COMPRENDER ESO, ESO ES OTRA COSA.

    [contesta a Rosa Juarez]

  45. mensajeromiguel opina:

    Para Juan:
    [respondiendo al mensaje] FIJATE EN ESTO JUAN,
    OSEAS 6:4 QUE ARE A TI EFRAIN? QUE ARE A TI, HO JUDA? LA PIEDAD BUESTRA ES COMO NUBE DE LA MAñANA, Y COMO EL ROCIO DE LA MADRUGADA, QUE SE DESVANECE.

    6;5 POR ESTA CAUSA LOS CORTE POR MEDIO DE LOS PROFETAS, CON LA PALABRA DE MI BOCA LOS MATE; Y TUS JUICIOS SERAN COMO LUZ QUE SALE.

    6:6 PORQUE MISERICORDIA QUIERO, Y NO SACRIFICIO, Y CONOCIMIENTO DE DIOS MAS NO HOLOCAUSTO.

    6:7 MAS ELLOS, CUAL ADAN, TRASPASARON EL PACTO; ALLI PREVARICARON CONTRA MI.

    7:10 Y LA SOBERBIA DE ISRAEL TESTIFICARA CONTRA EL EN SU CARA; Y NO SE VOLVIERON A JEHOVA SU DIOS, NI LO BUSCARON CON TODO ESTO.

    7:13 AY DE ELLOS! PORQUE SE APARTARON DE MI; DESTRUCCION VENDRA SOBRE ELLOS, PORQUE CONTRA MI SE REVELARON; YO LOS REDIMI, Y ELLOS HABLARON MENTIRAS CONTRA MI.

    PS HOY 2 DE JULIO AJUSTE 36 AñOS QUE MORI POR CUATRO HORAS Y HOY ME DESPIDO DE USTEDES, GRACIAS POR AVERME SOPORTADO SIENDO TAN IGNORANTE COMO SOY, Y LES DECEO TODA LA SUERTE DEL MUNDO, OJALA NO SE EQUIVOQUEN, Y SI ALGUN@ CREE EN MI PALABRA, QUE A SALIDO DE LAS ESCRITURAS, DIOS ME LES DE TODO EL ENTENDIMIENTO, JEHOVA DIOS, EL UNICO DIOS, Y POR LO TANTO EL UNICO SALVADOR,

    [contesta a mensajeromiguel]

  46. Moisés opina:

    Para Rosa Juárez.
    Usted dice.- pues para comenzar él empezó a ser llamado el Cristo después que fuera crucificado.
    Rpta.- Desde recién nacido el Señor Jesús, inmediatamente un ángel dio a conocer que había nacido un Salvador, que es CRISTO el Señor. Ésto lo dijo a unos pastores que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. (Luc. 2:8-11)
    Desde ahí se supo que era Cristo el Señor en persona. Y a la vez el Hijo de Dios.
    También el Señor Jesús mucho antes de ser crucificado, se dio a conocer con la gente y con sus discípulos que le seguían haciéndoles ver que él era el Cristo; ésto aconteció cuando acusó a los escribas y fariseos a causa del comportamiento de ellos, pues imponían cargas pesadas y ellos no movían un solo dedo; gustaban también de ser vistos de los hombres y amaban siempre ser los primeros en las sinagogas, en las salutaciones, y que los llamaran: Rabí, Rabí. (Mat. 23:1-7)
    Por eso el Señor Jesús dejó instrucciones a sus discípulos y seguidores diciendo.-
    Mat. 23
    8 Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.
    10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
    También dijo el Señor Jesús a sus discípulos.-
    Mat. 24
    4 Mirad que nadie os engañe.
    5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

    En cuanto a los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas; el Señor Jesús no fácilmente se daba a conocer con ellos porque sabía que no le creerían cuando le preguntaron: ¿Eres tú el Cristo? Dínoslo. Y les dijo: Si os lo dijere, no creeréis; y también si os preguntare, no me responderéis, ni me soltaréis. (Luc. 22:67-68)
    Lo que yo no alcanzo a comprender de éstos señores es, ¿por qué no han creído en CRISTO el Señor?, puesto que ellos ya sabían de su existencia y de su venida al ser concebido por María hace 2000 años.
    Miren lo que dice la escritura.
    Mat. 2.-
    1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
    2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
    3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
    4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el CRISTO.
    5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
    6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá,
    No eres la más pequeña entre lo príncipes de Judá;
    Porque de tí saldrá un guiador,
    Que apacentará a mi pueblo Israel.

    Éste último texto lo encontramos en Miqueas 5:2, y al final del mismo dice así:
    Y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

    Cómo que no existía Cristo el Señor.

    [contesta a Moisés]

  47. Rosa Juarez opina:

    Para Moisés:
    [respondiendo al mensaje] MUY BUENA RESPUESTA, EL PARA ESO NACIO TE FALTO EXPLICAR LA UNCION! RECUERDA LO QUE DICE SUS DIAS SON DESDE EL PRINCIPIO, ENTONCES DONDE COMIENZA LA UNCION PARA SER DIOS? DIOS TE AYUDE COMPRENDER MOISES ESTAS A UN PEQUENO PASO. AMPLIAR TU FE.

    [contesta a Rosa Juarez]

  48. Ruben opina:

    La biblia dice, Deuteronomio 18,10-12 “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, NI MAGO, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Dios cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones el Señor tu Dios echa estas naciones de delante de ti”.
    Pregunta:
    ¿No es contradictorio que hayan sido unos reyes MAGOS quienes hayan ido a adorar al Hijo de Dios?

    [contesta a Ruben]

  49. Juan opina:

    Para Ruben: [respondiendo al mensaje] Que el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo le bendiga y le proteja, HERMANO Rubén. No se hebreo ni griego pero parece que a algunos sabios y entendidos en varias ciencias como la ASTRONOMIA se les llamaba MAGOS Esto le contesto “a mano alzada” o sea, sin ir a la profunda investigación sino como una conjetura personal. Investigaré más. Pásela bien

    [contesta a Juan]

  50. Juan opina:

    Para Juan: [respondiendo al mensaje] Hermano Ruben, perdóneme. Un detalle más. La Biblia no dice que eran reyes, cuantos eran. Só0lo dice MAGOS

    [contesta a Juan]

Ver más comentarios: « 130 31 32 33 34 [35] 36 37 38 39 40176 »

Deja un Comentario

Para publicar videos YouTube: en URL cambiar "http" por "httpv"